De Hoyos, opositor a AMLO, no se descarta como presidenciable

Gustavo de Hoyos Walther,presidente de la Coparmex. Foto: Benjamín Flores Gustavo de Hoyos Walther,presidente de la Coparmex. Foto: Benjamín Flores

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, ha destacado por sus constantes críticas al presidente Andrés Manuel López Obrador, de quien dijo que ejerce un “liderazgo lamentable”. El líder empresarial asegura que, si pudiera hablar con el mandatario, le pediría que cancele el aeropuerto de Santa Lucía y la refinería de Dos Bocas, pero sobre todo que “evite la polarización y convoque a la unidad”. En entrevista con Proceso respecto de lo que se advierte como una intención de lanzarse por la Presidencia en el 2024, responde: “Ni me encarto ni me descarto”.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Admirador de Claudio X. González, el ideólogo del sector privado, y de Andrés Marcelo Sada, el líder empresarial que se enfrentó a Luis Echeverría, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), gusta de la política y acaricia el proyecto de ser presidente de México.

“No es vergonzante que un ciudadano, llegado el momento, pueda transitar a lo público”, aclara De Hoyos sobre su aspiración política tras concluir, en diciembre, cuatro periodos consecutivos como líder de los patrones de México, con un activismo sin precedente.

–¿Quiere usted ser presidente de la República?

–Quiero ser un buen presidente de la Coparmex hasta el último día y quiero seguir participando en la vida pública del país. No he tomado una decisión de futuro, pero ni me encarto ni me descarto.

Es el martes 11 y De Hoyos habla con el reportero en El Balcón del Zócalo, restaurante desde donde se ve, de frente, el Palacio Nacional. Mientras posa para el fotógrafo Benjamín Flores, imagina la fotografía con la sede del Poder Ejecutivo como fondo: “Habrá muchas interpretaciones”.

En entrevista, el abogado bajacaliforniano critica el manejo de “claroscuros” de la política económica del presidente Andrés Manuel López Obrador y dice que, si le concede una audiencia, le pediría que cancele el aeropuerto de Santa Lucía y la refinería de Dos Bocas, pero sobre todo que “evite la polarización y convoque a la unidad”.

Emplaza: “El Presidente está ante una gran oportunidad, con su popularidad, con su legitimidad de origen, de llamar a la concordia y reconocer, como lo hacen los jefes de Estado, que hay decisiones que aunque son de buena fe, a veces no dan los resultados, y ponerse en el lado correcto”.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2225, ya en circulación)

Comentarios

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Load More