Tras cinco quincenas desbordada, la inflación regresa a la meta del Banco de México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Después cinco quincenas consecutivas por arriba de la meta de inflación, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se colocó de nueva cuenta en el rango propuesto por el Banco de México (Banxico), al registrar una tasa anual del 4% durante la primera quincena de junio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al interior del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), la inflación subyacente, se elevó 0.16%, colocándose en una variación anual del 3.87 por ciento.

La inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Así, los grupos que se excluyen en el indicador subyacente son los siguientes: agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno.

Por su parte, la inflación no subyacente, que sólo integra a agropecuarios, energéticos y tarifas gubernamentales, registró una tasa del 7.41% en los primeros 15 días de junio.

En el periodo referido, los productos que más aumentaron sus precios fueron el chayote en 34.03%, el transporte aéreo, 16%, la naranja en 6.54%, el tomate verde, 5.27%, el aguacate, 4.05% y, en menor medida, el pollo, la carne de cerdo, los precios de la vivienda propia, entre otros.

En contraste, disminuyeron los costos del gas doméstico, de la gasolina de bajo octanaje, de la cebolla, jitomate, el huevo, limón, uva, chile serrano, otros chiles frescos, así como los de la papa y otros tubérculos.

 

Se mantendrá la tasa de interés intacta: análisis

De acuerdo con el análisis del banco Ve por Más, la caída en la tasa anual del índice general se explica por el subíndice no subyacente, el cual reflejó el menor dinamismo en productos energéticos ante la caída en precios internacionales del petróleo.

Sin embargo, el subíndice subyacente se aceleró, destacando que sus dos componentes se presionaron: mercancías y servicio

El resultado de la inflación general durante la primera quincena de junio implica, según el análisis, que “pese al relajamiento de la postura de otros bancos centrales (como la Reserva Federal y el Banco Central Europeo), consideramos que la persistencia de niveles elevados de inflación y el reciente desempeño del índice subyacente, aunado a un balance de riesgos desfavorable para los precios, requerirán que el Banco de México mantenga la tasa de interés objetivo en su nivel actual”.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios