Trump nombra a la vocera de su esposa Melania como portavoz de la Casa Blanca

WASHINGTON (apro). – En un acto inusual en la presidencia de los Estados Unidos, Melania Trump, la esposa del presidente Donald Trump, anunció por medio de su cuenta personal de la plataforma de Twitter que su vocera, Stephanie Grisham, será la nueva vocera presidencial.

“Tengo el placer de anunciar que Stephanie Grisham será la nueva secretaria de prensa y directora de comunicaciones. Ella ha estado con nosotros desde 2015, no puedo pensar en una mejor persona para servir a este gobierno y al país. Estoy entusiasmada de tener a Stephanie trabajando en ambos lados (de la Casa Blanca)”, escribió la primera dama de los Estados Unidos.

No sólo causó sorpresa que el anuncio lo hiciera Melania en lugar del presidente, sino que también la ahora reemplazo de Sarah Huckabee Sanders, además de vocera, asumirá también el papel de directora de comunicaciones de la Casa Blanca.

Grisham fue empleada en 2015 como Trump para que trabajara en ese entonces en su comité exploratorio para buscar la nominación presidencial por el Partido Republicano, posteriormente se quedó a laborar en la plataforma proselitista del ahora mandatario.

Desde que Trump asumió formalmente la presidencia, Grisham fue asignada a la vocería de la oficina de la primera dama, y ahora se convierte en la tercera portavoz de la Casa Blanca en la actual presidencia republicana.

Con Huckabee Sanders se acabaron las conferencias de prensa diarias que se llevaban a cabo en la Casa Blanca y ella emitió la orden de quitarle la credencial de cobertura presidencial a decenas de reporteros.

Al igual que sus antecesores, Sean Spicer y Huckabee Sanders, la nueva vocera se destaca por ser una ferviente defensora de Trump, de sus políticas y de su esposa, así como una acérrima crítica de los medios de comunicación que cuestionan el accionar del presidente.

Sigue en el aire la posibilidad de que Grisham reinstale la tradición de las conferencias de prensa diarias en la Casa Blanca, tomando en cuenta que el presidente Trump, amén de atacar y denostar a la prensa; es conocido por su pasión en actuar como su propio portavoz; evitando con ello de que alguien más en su gobierno pretenda imponer la agenda.

Comentarios