Una firma fantasma, la esperanza de la subcampeona olímpica Lupita González

Marchista en apuros. Foto: Octavio Gómez Marchista en apuros. Foto: Octavio Gómez

La nueva defensa de la subcampeona olímpica de marcha, quien fue suspendida cuatro años por un doping positivo, pretende la reducción de su castigo por un asunto de forma y no de fondo. Lupita González busca probar que se violó el protocolo de recolección de su muestra de orina y alegará que aparece como testigo una persona que nunca estuvo presente en el procedimiento.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El caso de la marchista mexicana Guadalupe González, sancionada con cuatro años de suspensión por haber fallado en un control antidopaje, dio un vuelco inesperado: una violación en el protocolo de la recolección de su muestra de orina podría ayudarla a la reducción de su castigo en el juicio que en breve iniciará ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS, por sus siglas en francés).

En el Formato de Control de Dopaje aparecen como oficiales de Control de Dopaje dos nombres con sus respectivas firmas: Fernando Cabrera y Fabiola Baltazar, la mujer que la atleta le dijo a su exabogado, Luis Fernando Jiménez, que no estuvo presente el 17 de octubre de 2018, fecha en la que fue tomada la muestra en las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), en la Ciudad de México.

De acuerdo con los estándares que establece la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas e inglés), cuando el oficial de Control de Dopaje (OCD) tiene que recolectar la muestra de una mujer debe ir acompañado de una persona del mismo género delante de quien la atleta orinará. Se supone que Fabiola Baltazar realizó esa función, pero no fue así. Baltazar es la esposa de Cabrera.

Quien en realidad asistió mientras González orinó en el frasco fue Andrea Reséndiz Castellanos, una doctora que estuvo en 2018 como pasante en la Dirección de Medicina del Comité Olímpico Mexicano (COM). Ella, por instrucciones de la doctora Viridiana Silva Quiroz, jefa de los Servicios Médicos del COM, ayudó a Fernando Cabrera a realizar el control antidopaje, pero no firmó el Formato de Control de Dopaje ni aparece su nombre.

En realidad, Fernando Cabrera se presentó solo tal como está asentado en la bitácora de accesos y salidas del CDOM del 17 de octubre de 2018 a las 10:51 horas. “Se presenta el Sr. Rogelio Fernando Cabrera Eloísa de laboratorios (sic) ADAMS (sic) indicando que necesita ingresar para realizar un control antidopaje internacional de la atleta María Guadalupe González”.

Cabrera fue contratado por la empresa Clearidum, quien a su vez le presta servicios a la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF) que ordenó ese control antidopaje a la marchista mexicana, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Fernando Cabrera está adscrito a la Dirección de Medicina y Ciencias Aplicadas de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, es decir, es empleado de la Conade. Está al frente del laboratorio del Centro Paralímpico Mexicano (Cepamex).

También es uno de los muchos oficiales de Control Antidopaje que existen en México. Fue capacitado en el Comité Nacional Antidopaje (CNA). Las federaciones internacionales contratan empresas para realizar la recolección de las muestras de orina de los atletas en todos los países.

En este caso, la IAAF trabaja con Clearidium y ésta eligió a Cabrera de la cartera de Oficiales de Control de Dopaje que existen en México.

Cabrera es el OCD que durante 2017 y 2018 realizó 11 controles antidopaje a Guadalupe González. El primero fue el 20 de noviembre de 2017 y el resto de fechas corresponde a 2018: 30 de enero, 7 de febrero, 1 de abril, 17 y 29 de mayo, 18 de junio, 26 de julio, 7 de agosto, 17 de octubre y 28 de noviembre.

En el Formato de Control Antidopaje del 28 de noviembre de 2018 sí está asentado que la doctora Andrea Reséndiz Castellanos asistió a Fernando Cabrera. Su firma está en el documento.

La doctora Viridiana Silva dice a Proceso que el área de Medicina del COM suele prestar alguno de los consultorios y los baños para que los oficiales de Control Antidopaje realicen su trabajo con los atletas que entrenan en el CDOM.

Silva confirma que Fernando Cabrera siempre se presenta solo a recolectar las muestras de orina de Guadalupe González, por ello el personal de Medicina del COM lo asiste. Si no fuera así, la deportista tendría que orinar desnuda delante del OCD, lo cual violentaría el estándar internacional que marca la WADA.

Por ello, la doctora Reséndiz mientras fue residente ayudó a Cabrera. En otras ocasiones lo ha hecho alguna enfermera, nutrióloga o psicóloga, quienes reciben una breve capacitación antes de realizar el procedimiento. Ellas deben verificar que González esté descubierta desde el abdomen hasta las rodillas, que coloque el frasco en el chorro de la orina, que no introduzca sus dedos dentro del contenedor, que la cantidad de orina sea la necesaria para llenar el frasco de la muestra A y el de la B y que los cierre correctamente.
En cinco de los 11 Formatos de Control Antidopaje está asentado que Fabiola Baltazar participó en la recolección de las muestras de orina de Guadalupe González. Del mismo modo, en las bitácoras de accesos y salidas del CDOM no hay registro de que haya ingresado el 18 de junio y tampoco el 17 de mayo. Fernando Cabrera es el único que registró su entrada.
No obstante, en el Formato de Control de Dopaje, la atleta no escribió en la parte de comentarios que Fabiola Baltazar no estuvo presente, pese a que aparece su supuesta firma.
Este semanario contactó a Cabrera para preguntarle por qué aparece el nombre y la firma de su esposa en los Formatos de Control Antidopaje. Explicó que la empresa Clearidium no le autorizó dar la entrevista. Fabiola Baltazar también fue empleada de la Conade. Estuvo adscrita como metodóloga en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), donde ya no labora.

Siempre vigilada

En el control antidopaje del 17 de octubre de 2018, Guadalupe González dio positivo por 1 nanogramo de trembolona, razón por la cual fue suspendida por cuatro años y no podrá participar en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

González es una de las atletas más vigiladas del mundo. Está en el programa conocido como Where about de la WADA mediante el cual de manera permanente tiene que notificar dónde estará entrenando o de vacaciones.

Los atletas que están en dicho programa están sujetos a más controles antidopaje y deben estar localizables siempre. Si un OCD se presenta en el lugar donde reportó que se encontraría y no está, el atleta recibe una llamada de atención. Tres ausencias significan una falta antidopaje y, por lo tanto, una sanción.

Proceso publicó que esta es una de las líneas de defensa que su nuevo abogado, el colombiano Andrés Charría, podría utilizar ante el TAS. “El defensor anterior (Luis Fernando Jiménez) le dijo (a Guadalupe) que no se defendiera con esto porque no hay pruebas. Y sí hay. La muestra se analizó en Montreal, pero la toma la hizo (el personal de la) Conade y tiene serias irregularidades.

“La Conade no quiere entrar en esa cadena de irregularidades porque ahí no saben de dopaje. El laboratorio está empezando otra vez porque la WADA lo cerró en 2017 (por un falso positivo en el análisis de una muestra de la esgrimista Paola Pliego, y fue reabierto un año después)”, detalló el abogado (Proceso 2223).

En algunos casos, los atletas alegan –y presentan pruebas– de que los estándares que marca la WADA para la recolección de las muestras de orina, el análisis en el laboratorio o la confidencialidad del caso, por citar algunos aspectos, no se cumplieron al pie de la letra. No obstante, este incumplimiento no necesariamente invalida un dopaje positivo. Es decir, un atleta puede ser absuelto por una cuestión de forma y no de fondo, pero esto no siempre pasa.

Luis Fernando Jiménez dijo para esta publicación que no hay elementos suficientes para demostrar que el estándar de toma de muestras se hizo fuera de las normas. Reveló que González sí le pidió que éste fuera el eje de su defensa porque dice que ella perdió de vista durante 14 segundos los contenedores y que, además, la doctora (sic) de la Conade (cuyo nombre no dijo) que siempre recolecta su muestra no fue la misma del 17 de octubre. El abogado descartó ésta como una opción de defensa.

Este reportaje se publicó el 23 de junio de 2019 en la edición 2225 de la revista Proceso

Comentarios

Estudió Ciencias de la Comunicación y Letras y Literatura Hispánica en la UNAM. Fue reportera de información general en los noticieros Monitor de InfoRed. Desde 2000 ha sido reportera y conductora de deportes en distintos medios radiofónicos y televisivos. Estudió la Maestría en Periodismo y Asuntos Públicos en el CIDE.

Load More