Congreso de NL condiciona endeudamiento para presa… si AMLO cumple con ofrecimiento

El presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Miguel Dimayuga El presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Miguel Dimayuga

MONTERREY, N.L. (apro).- El Congreso local autorizó al gobierno del estado la contratación de deuda por hasta 2 mil 500 millones de pesos para la construcción de la Presa Libertad, pero con una condición: que el presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla con el compromiso públicamente asumido de aportar una cantidad para cristalizar el proyecto.

Por unanimidad, los legisladores votaron porque se permita que la empresa paraestatal Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM) efectúe las operaciones financieras necesarias para obtener créditos por el monto mencionado durante 2019 y 2020.

El vaso lacustre, que será una de las mayores obras del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, quedará ubicado en Linares, municipio rural localizado 130 kilómetros al sur de la capital, con el que se pretende asegurar el suministro de agua potable en la zona metropolitana durante las próximas décadas.

Sin embargo, para que el gobierno estatal pueda obtener los créditos, los legisladores impusieron como condición indispensable “que la federación efectúe aportaciones por un monto igual al autorizado para endeudarse a la empresa SADM”.

Con los recursos obtenidos, que juntos sumarán 5 mil millones de pesos, los encargados del proyecto podrán sufragar mobiliario, equipo de operación, estudios preliminares, terrenos, proyectos, asesorías en materias financiera, jurídica y ambiental, y gastos vinculados a la obra, así como acciones de inversión complementarias conforme al programa aprobado.

Desde el año pasado, como presidente electo y ya como mandatario en funciones, López Obrador declaró que su gobierno dará respaldo pecuniario a Nuevo León para la construcción de la Presa Libertad, así como para la terminación de la Línea 3 del Metro y la remodelación de los penales estatales.

Hasta ahora, de acuerdo con los legisladores locales, no ha fluido una sola aportación de esos recursos.

El Congreso local también estableció como condición que Agua y Drenaje se abstenga de incrementar las tarifas, para que no sean los usuarios los que paguen el financiamiento. El Consejo del SADM permitirá que sea un comité técnico externo el que dé seguimiento al proyecto para vigilar el cumplimiento de la normatividad aplicable.

En el mismo decreto se autorizó que la empresa reestructure con mejores condiciones de pago su deuda pública, que a febrero pasado ascendía a 3 mil 362 millones de pesos.

La Presa Libertad sustituirá el antiguo Proyecto Monterrey VI impulsado por el anterior mandatario priista Rodrigo Medina, cuestionado de manera permanente por caro y opaco.

Comentarios

Load More