Bala que mató a Aideé fue disparada a unos 60 metros del salón, dentro del CCH Oriente

CIUDAD DE MÉXICO (apro-cimac).- La detonación de la bala que causó la muerte de la estudiante del CCH Oriente, Aideé Mendoza Jerónimo, provino del patio del plantel, de acuerdo con el resultado de los peritajes obtenidos por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), mismos que ayer dio a conocer a la familia de la víctima; sin embargo, hasta ahora no se han identificado ni detenido al o los responsables del crimen.

La familia de la joven de 18 años informó a apro-cimacap que la Procuraduría capitalina conjuntamente con personas expertas de la Fiscalía General de Justicia Militar y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) realizaron los peritajes para esclarecer, con pruebas científicas, el origen y trayectoria de la bala de un arma calibre nueve milímetros -de uso exclusivo del Ejército- que ocasionó la muerte de la joven el pasado 29 de abril mientras tomaba clases en el plantel de la UNAM.

Este miércoles la Procuraduría tenía programado dar un anuncio a la prensa sobre “un tema relevante”, sin embargo -y como ha ocurrido en otros casos-, sin ninguna explicación canceló el acto hasta nuevo aviso. Más tarde, emitió un comunicado en el que aseguró que continúa con estudios y peritajes para saber cómo ocurrió el crimen contra la estudiante.

El martes 25, cuatro días antes de cumplirse dos meses del asesinato de Aideé Mendoza, la PGJ se reunió con la familia de la víctima para darle a conocer los resultados de las diligencias.

Los deudos de la estudiante informaron a apro-cimac que los peritajes de las tres instituciones coincidieron que la detonación del arma ocurrió en el patio de la escuela a unos 60 metros de distancia del aula donde Aideé cursaba su clase de Matemáticas aquél día.

Según la versión de las autoridades, desde el patio del plantel abrían apuntado el arma al salón que está ubicado en un primer piso y tenía la puerta abierta. La bala impactó a Aideé en el costado derecho de su cuerpo.

Hasta ahora, la PGJ había manejado tres hipótesis sobre los hechos: la primera consistió en que fue una bala perdida producto de un asalto ocurrido en los alrededores; la segunda, que el disparo pudo provenir de las instalaciones de la Secretaría de Marina, que tiene un predio ubicado al lado del CCH Oriente, y la tercera, sobre un narcomenudista que accionó su arma cerca del plantel.

Sin embargo, con los resultados del peritaje que aseguran que el disparo fue hecho desde el patio del plantel de la UNAM, la investigación se delimita.

El siguiente paso será encontrar a la persona responsable de detonar el arma y saber por qué lo hizo, es decir, el móvil de la agresión.

Negligencias médicas y de la UNAM

Sobre las presuntas negligencias cometidas por las autoridades del CCH Oriente durante la atención médica que dieron a Aideé Mendoza tras ser herida en el salón aquella tarde, su familia y su representación legal esperan que las autoridades investiguen.

Y es que familiares de la joven aseguraron desde que ocurrió el crimen que las autoridades universitarias retrasaron el acceso de la ambulancia del Escruadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, que trasladó a la estudiante al hospital del ISSSTE Zaragoza, donde finalmente falleció.

Los familiares de Aideé denunciaron ante apro-cimac que la UNAM no ha aportado información en la investigación, ni tampoco ha ofrecido algún tipo de ayuda o acercamiento con los deudos.

Estas denuncias son similares a las que han hecho las jóvenes estudiantes del plantel CCH Oriente, quienes se han manifestado inconformes por el actuar del director del plantel, Efraín Peralta Terrazas, al no garantizarles seguridad tras el asesinato de Aideé y otros casos de desaparición y feminicidio de integrantes de la comunidad estudiantil.
Testimonios de los estudiantes aseguran que, aunque la agresión contra Aideé ocurrió alrededor de las tres de la tarde de aquel 29 de abril, las autoridades del plantel los desalojaron hasta las cinco, es decir, dos horas después. Durante todo ese tiempo circularon entre los alumnos rumores sobre un ataque en la escuela.

Godoy cancela conferencia… otra vez

En un comunicado, la Procuraduría encabezada por Ernestina Godoy informó que realiza diversos estudios y peritajes “con el apoyo de equipos de vanguardia” para determinar científicamente de dónde fue disparada la bala que mató a Aideé Mendoza Jerónimo.

En el documento, explicó que dichos análisis cuentan con la opinión técnica-científica de peritos y especialistas en diversas áreas de instituciones como el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a través de la Fiscalía General de Justicia Militar, para esclarecer el caso y localizar al o los responsables.

Según la dependencia, desde el inicio de las investigaciones, la PGJ mantiene “contacto permanente con la familia de la joven, se le comunican los avances de las diligencias y se le sigue dando acompañamiento con atención integral, apoyo sicológico y jurídico”, además de que brinda “un trato humano y sensible, con respeto a los derechos humanos a la familia”.

La Procuraduría subrayó que el caso no está cerrado y que continúan las investigaciones.

Ayer por la noche, la PGJ citó a la prensa este miércoles a las 10:45 horas en su sede central, donde la titular, Ernestina Godoy, y la coordinadora General de Servicios Periciales, María Severina Ortega López, darían un anuncio sobre “un tema relevante”.

Sin embargo, con un “aviso urgente” y sin explicación alguna, la dependencia canceló el acto. Esta cancelación no es la primera que hace la procuradora Godoy Ramos, sobre temas relevantes, a última hora.

(Con información de Sara Pantoja)

Comentarios