Diplomáticos guatemaltecos denuncian violaciones a los derechos humanos de sus connacionales asegurados

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El cónsul Ranger Morales y su vicecónsul de Guatemala, Fernando Castro Molina, ambos adscritos a esta región de la frontera sur mexicana, denunciaron una serie de violaciones a los derechos humanos de sus connacionales en el marco de los operativos o redadas policiacas y militares para contener el fenómeno migratorio.

Los dos diplomáticos criticaron el desempeño de las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM), al señalar que las leyes mexicanas refieren que los agentes migratorios

deben notificar de forma inmediata la presentación del migrante a la Embajada o Consulado de su país en México y facilitarle la comunicación con estas instancias, que serán las responsables de vigilar el respeto a sus derechos y brindarles asistencia y asesoría, así como apoyo para localizar a sus familiares.

Sin embargo, esto no ha ocurrido en los últimos días, pues se han encontrado muchos casos en los que los migrantes de Guatemala y de otros países, tienen ya varios días detenidos en estaciones migratorias sin que las representaciones Centroamericanas sean notificadas.

Calificaron de “preocupante” la falta de responsabilidad por parte de las autoridades del INM y señalaron que tales omisiones representan una violación a los derechos humanos de los guatemaltecos migrantes asegurados.

Ranger Morales y Fernando Castro señalaron que se han encontrado con migrantes guatemaltecos molestos por la falta de revisión de médica a los menores y madres enfermas, quienes tienen que comprar las medicinas con sus propios recursos, ante la falta de los mismos en la estación migratoria.

También refirieron la mala alimentación, que según los asegurados guatemaltecos, se les proporciona en algunos casos en estado de descomposición o en otros sin la cocción adecuada.

Además, apuntaron la falta de acceso a los servicios sanitarios y aseo personal de las personas aseguradas, al igual que la carencia de kits de limpieza y la imposibilidad de que los migrantes se comuniquen con sus familiares vía telefónica.

Por estas razones, solicitaron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), programe una visita de su homóloga de Guatemala, a las estaciones migratorias mexicanas de forma inmediata, para que se constate la vulneración de los derechos humanos de los migrantes guatemaltecos.

Comentarios