Diputado de Morena acusa a sus compañeros de utilizar la fiscalización “como garrote político”

El diputado José Juan Espinosa. Foto: Facebook JoseJuanEsp El diputado José Juan Espinosa. Foto: Facebook JoseJuanEsp

PUEBLA, Pue. (apro).- El diputado local José Juan Espinosa Torres pidió a sus compañeros de la bancada Juntos Haremos Historia acabar con las “vendettas políticas” y trabajar por recuperar la paz y la tranquilidad en el estado.

Lo anterior, luego de que el Congreso local inició un segundo procedimiento de responsabilidades administrativas en su contra por su desempeño como alcalde de San Pedro Cholula.

“Ya basta de querer utilizar la fiscalización como garrote político o para acallar voces libres y representaciones populares que legítimamente ganamos en las urnas”, reclamó el legislador al asegurar que no existen elementos para rechazar sus cuentas públicas de 2015 y 2016.

En comisiones, los legisladores aprobaron el jueves dar inicio a un segundo procedimiento administrativo contra Espinosa Torres porque, según dijeron, detectaron irregularidades por más de 18 millones de pesos en 2016. Ya antes habían aprobado un primer procedimiento por la cuenta pública de 2015.

“Niego categóricamente que existan observaciones a mi cuenta pública de 2016, todo lo contrario. Durante mi gobierno de casi cinco años hicimos obra pública como nunca antes, servicios públicos de calidad y programas sociales. De la mano de los ciudadanos hicimos un buen gobierno”, aseveró el exalcalde.

Y advirtió que acudirá ante los tribunales para demostrar que los procedimientos que se le han iniciado son “una injusticia e ilegalidad”. “Confío en que más temprano que tarde, la verdad va a triunfar”, agregó.

El actual diputado local de Morena no sólo ha enfrenta estos procesos contra su gestión como munícipe, también fue destituido de la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso local, de la Comisión Inspectora que encabezaba y del liderazgo en la fracción del Partido del Trabajo (PT).

Según Espinosa, toda esta “campaña” en su contra deriva de su postura crítica ante las decisiones tomadas por la coalición Juntos Haremos Historia, como la designación del priista Guillermo Pacheco Pulido como gobernador interino, o por oponerse a que Gabriel Biestro, líder del Congreso local, pretendiera ocupar el interinato.

Aunque al interior de Morena lo acusan de traicionar al partido, porque luego de los comicios de 2018 supuestamente entabló comunicación con la ahora fallecida gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo, aquel ha negado esa versión y acusó a sus compañeros de partido de confabular en su contra por una venganza política.

El exalcalde ha sido una de las pocas voces críticas que se han pronunciado sobre la incorporación de personajes ligados al marinismo y al morenovallismo en la campaña del ahora gobernador electo, Luis Miguel Barbosa Huerta, y por los acuerdos políticos que se hicieron.

“Deberíamos estar trabajando en recuperar la paz y la tranquilidad, deberíamos estar enfocándonos en apoyar con todo al nuevo gobierno que va a encabezar Luis Miguel Barbosa Huerta. Ya basta de vendettas políticas, trabajemos juntos”, subrayó el legislador en un video que subió este viernes a sus redes sociales.

El esposo de la senadora Nancy de la Sierra también fue uno de los hombres más cercanos a Barbosa Huerta en la campaña de 2018 y en el período de la lucha post electoral, pero este año lo marginaron. Él acusa represión política en su contra.

Comentarios

Load More