Campesinos retienen a soldados en Ayutla, Guerrero; exigen entrega de fertilizante

Imagen del video en el que militares dialogan con campesinos indígenas. Foto: Facebook Barranca de Guadalupe Ayutla Imagen del video en el que militares dialogan con campesinos indígenas. Foto: Facebook Barranca de Guadalupe Ayutla

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Campesinos indígenas del municipio de Ayutla de los Libres mantienen retenidos desde ayer a un grupo de soldados para exigir la entrega de fertilizante en esta región donde la Costa Chica se conecta con La Montaña guerrerense.

A través de un video difundido en redes sociales, pobladores de la comunidad Me Pahh (Tlapaneca), de Barranca de Guadalupe aparecen dialogando con soldados que se trasladaban a bordo de un vehículo militar tipo Humvi.

Los inconformes reclaman el hecho de que este año les entregaron fertilizante para una hectárea y, en 2018, recibieron insumo para tres, además de que afirman que otros campesinos quedaron fuera del padrón.


“Por este medio les hacemos el llamado al gobierno estatal y federal para la pronta solución, ya que los agricultores y campesinos necesitan de ese apoyo del gobierno para que ellos puedan trabajar y cultivar en sus tierras sin ningún problema”, indica la postura de los campesinos a través de la cuenta oficial del poblado tlapaneco en Facebook.

Está es la tercera ocasión que militares son retenidos por campesinos que exigen fertilizante en esta entidad donde se incrementó la producción de amapola en 24 años de subsidio al campo.

La primera ocasión fue a principios de abril en el poblado de Campo Morado, municipio de Tlacotepec, en la Sierra de Guerrero.

Un mes después, los mismos productores de amapola retuvieron a soldados y policías estatales en la comunidad de San Juan Puerto del Gallo en la misma franja del Filo Mayor de la Sierra.

En respuesta a la exigencia de los amapoleros, el gobernador Héctor Astudillo Flores arrancó a principios de junio la entrega de fertilizante en la principal zona productora de heroína, la Sierra de Guerrero.

No obstante, los conflictos ante el retraso de la entrega de fertilizante en el resto de las regiones de la entidad han provocado una serie de conflictos sociales enfocados en bloqueos carreteros y la retención de funcionarios federales.

Así como una confrontación verbal entre Astudillo y funcionarios federales, quienes este año le quitaron el control de los recursos millonarios y la operación del programa al gobierno estatal, y anunciaron que el 15 de julio termina el periodo de reparto del insumo.

Comentarios

Load More