Al menos 800 nuevos desplazados en El Naranjo, Guerrero, por choque de grupos armados (Video)

Imagen del video difundido por habitantes de El Naranjo en el que se escuchan disparos Imagen del video difundido por habitantes de El Naranjo en el que se escuchan disparos

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Al menos 800 personas fueron desplazadas del poblado de El Naranjo, municipio de Leonardo Bravo, ante la confrontación que mantienen grupos armados por el control de las zonas de producción de amapola y la industria minera en la Sierra de la entidad.

Pobladores de esta franja denunciaron que desde ayer se registran balaceras en este lugar donde la autodefensa de Tlacotepec que lidera Onésimo El Necho Marquina Chapa intenta desplazar al grupo de Isaac El Señor de la I Navarrete Celis a pesar de que existe un operativo de la policía estatal y el Ejército para tratar de garantizar la seguridad.

No obstante, los desplazados que se refugiaron en Chichihualco, cabecera de Leonardo Bravo, denunciaron que las autoridades estatales y federales se replegaron y se mantienen al margen de la batalla por la Sierra.

Incluso, habitantes de El Naranjo difundieron un video en redes sociales que documenta la magnitud del drama de este pueblo que permaneció dos horas bajo intenso fuego de metralla desde las 18:00 horas hasta que oscureció, indicaron.

Luego, esta mañana se reanudó la batalla y hasta el momento ninguna autoridad ha fijado una postura sobre este nuevo hecho de violencia que provoca otro desplazamiento forzado en la Sierra de Guerrero.

En octubre pasado, Proceso publicó el reportaje titulado Sierra de Guerrero: la amapola a la baja, la violencia al alza donde se indica que la recolección de goma de opio fue una “industria” que tuvo auge en los ochenta y noventa del siglo pasado en la región guerrerense de La Sierra.

Ahora, aunque ese precursor de la heroína está a la baja, la zona sigue siendo un territorio que se disputan los grupos del crimen organizado, pues además de la droga controlan la producción minera y la explotación forestal.

Y esa guerra criminal ha ido convirtiendo en fantasmas a los pueblos, donde ya no hay servicios públicos de educación, salud o transporte. Ya sólo quedan ahí quienes no se han podido ir.

Comentarios

Load More