Coparmex acusa al Presidente de generar desconfianza y ahuyentar inversión (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que la estrategia en materia energética del gobierno está minando la certidumbre y cumplimiento de la ley y con ello la capacidad para atraer y retener inversión internacional y doméstica.

En su mensaje semanal, el líder del organismo, Gustavo de Hoyos Walther, advirtió que anular contratos pone a México en un terreno resbaloso pues una de las condiciones necesarias para el crecimiento económico es la inversión privada.


“Si ésta no encuentra condiciones para desarrollarse o percibe un ambiente incierto, la derrama económica se reduce. El Ejecutivo no está otorgando certidumbre sino generando una creciente desconfianza que está afectando el desempeño económico de México”.

Recordó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) intentó anular contratos celebrados con Trans-Canada e IEnova en la construcción del gasoducto TexasTuxpan.

Este proyecto representa una inversión de dos mil 500 millones de dólares y tiene la capacidad de transportar dos mil 600 millones de pies cúbicos diarios de gas natural. Su desarrollo permitiría aumentar en 40% la distribución de gas natural en México.

“Como era de esperarse, la posible anulación de estos contratos, otorgados a través de una licitación pública internacional, ha ocasionado reacciones negativas de forma inmediata”, señaló.

Para la Coparmex, México no se encuentra en condiciones para crear incertidumbre pues la inversión privada ya es de por sí muy baja.

Recordó que la inversión se redujo en 2.1% en el primer trimestre de 2019 y ha sido inferior al 1% en los últimos doce meses. Es en parte debido a esto que los estimados de crecimiento para 2019 han bajado consistentemente, de 2.3% a solo 1.7% en el último año y medio.

Alertó que “con el nivel de inversión privada actual no será posible lograr el crecimiento del 4% que el gobierno ha planteado en el Plan Nacional de Desarrollo. Si, además, la poca inversión extranjera que existe se ahuyenta mediante decisiones como la tomada por la CFE, la situación económica de México podría llegar a ser bastante precaria”.

Para el organismo patronal, es imperante que el gobierno federal promueva una estrategia energética que genere certidumbre y cumplimiento de la ley. “Ello no implica ir en contra de una agenda de cambio. Los ajustes en las políticas públicas son completamente naturales y propios de la alternancia democrática”, acotó.

La Coparmex recomendó que se deben reanudar las rondas de exploración por parte de las empresas privadas aliadas con Pemex, ya que las alianzas con privados han permitido que la petrolera acceda a 670 millones de dólares de inversión.

“Cancelar contratos firmados por gobiernos anteriores solo porque el gobierno actual los considera injustos crea más problemas que beneficios. El gobierno y el sector privado solo pueden cooperar de forma productiva si existe la certeza de que, aún ante un cambio de administración, los contratos acordados serán respetados”, advirtió De Hoyos Walther.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios