México expresa condolencias por la muerte del capitán venezolano bajo custodia militar

El capitán Rafael Acosta Arévalo. Foto: Twitter @TAMARA_SUJU El capitán Rafael Acosta Arévalo. Foto: Twitter @TAMARA_SUJU

CARACAS (apro).- Tras la muerte de Rafael Acosta Arévalo, capitán de corbeta de la Armada Venezolana, México, Estados Unidos, Alemania, Francia y España, entre otras naciones, mostraron su preocupación por el hecho y enviaron condolencias a los familiares del militar.

Varios de los países que se pronunciaron y la Organización de Naciones Unidas (ONU), exhortaron al régimen de Nicolás Maduro a esclarecer cuanto antes el caso. El funcionario de la Armada falleció presuntamente a causa de torturas que recibió mientras estuvo detenido en los calabozos la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en Caracas.

A través de un comunicado difundido por la Secretaria de Relaciones Exteriores, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el suceso y expresó su solidaridad a los familiares del funcionario, que estaba bajo custodia por su supuesta implicación en una conspiración para dar un golpe de Estado.

Asimismo, la administración de López Obrador reiteró su preocupación por la situación de los derechos humanos y del debido proceso que se vive en Venezuela, así como de la violación de la inmunidad parlamentaria de los integrantes de la Asamblea Nacional (AN), temas sobre los cuales ya había alertado en comunicados anteriores.

“México expresa sus condolencias y se solidariza con los deudos del capitán Acosta”, indica el texto.

Entretanto, la administración de Donald Trump culpó a Nicolás Maduro, y a sus “asesores cubanos” de la muerte del militar. La secretaria adjunta de Estado de EU para Latinoamérica, Kimberly Breier, expresó en su cuenta de Twitter la posición de su Gobierno sobre el suceso.

“EEUU condena la muerte de Rafael Acosta Arévalo; falleció en custodia de matones de Maduro y sus asesores cubanos. Maduro continúa matando, robando y mintiendo para aferrarse al poder. Apoyamos al pueblo de Venezuela en su lucha por restaurar democracia”, aseveró.

El domingo, la vocera del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, condenó en un comunicado la muerte del capitán Acosta Arévalo y aprovechó para pedir a la comunidad internacional que actúe contra Maduro.

A su juicio, “este último acto bárbaro de Maduro debe llevar a actuar” a la comunidad internacional.

“EEUU hace un llamado a las democracias del mundo para que se unan a nosotros en la condena de sus últimas violaciones de los derechos humanos y para que apliquen presión para lograr que los agresores rindan cuentas”, aseveró Ortagus.

“Este asesinato sin sentido es una evidencia continúa de que Maduro continuará matando a su gente, robando a la nación venezolana y mintiendo al mundo para quedarse en el palacio de Miraflores. Unámonos y apoyemos al pueblo de Venezuela en su búsqueda por el fin inmediato de estos actos atroces y la restauración de su democracia”, añadió.

Por su lado, el gobierno de Alemania calificó el hecho como un obstáculo adicional a un acercamiento entre las partes, pese a que el canciller Jorge Arreaza anunció este lunes en un comunicado que su par Daniel Kriener retornará a Venezuela con permiso del gobierno alemán, bajo un proceso de “normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos Estados”.

“Condenamos la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo el 29 de junio, hace dos días”, dijo en una rueda de prensa ordinaria la portavoz alemana de Exteriores, Maria Adebahr, quien llamó a todas las partes a “renunciar a cualquier escalada en esta tensa situación”.

La funcionaria alemana manifestó su comprensión a que se hayan suspendido las conversaciones entre las fuerzas políticas de Venezuela, pues el asesinato de Acosta Arévalo, quien se supone estaba bajo custodia del Estado venezolano, afecta las intensiones de diálogo.

Por su parte, el Ministerio francés de Exteriores señaló que “garantizar la integridad física de los detenidos es responsabilidad de cualquier Estado” y reclamó “una investigación independiente” para aclarar las circunstancias del hecho.

España también se sumó a las expresiones de rechazo por la muerte del funcionario. El ministro de Exteriores, Josep Borrell, pidió se respete el debido proceso y los derechos fundamentales de las personas que están privadas de libertad.

Bachelet muestra preocupación

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, expresó estar consternada por el asesinato del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo, cuando se encontraba detenido en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

A través de un comunicado señaló que es imperativo que las autoridades venezolanas lleven a cabo una “investigación rápida, exhaustiva, eficaz, independiente, imparcial y transparente de su muerte”.

Bachelet expresó estar conmocionada por la “presunta tortura” de Acosta Arévalo, y porque el trato al “que fue sometido mientras estaba en custodia puede haber sido la causa de su muerte. Recuerdo a las autoridades venezolanas que son responsables de la vida y de la integridad física y psicológica de todas las personas privadas de libertad”.

Aunque la Alta Comisionada ve con buenos ojos el llamado de la Fiscalía General designada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para investigar el caso, y que dos funcionarios de la DGCIM estén detenidos por el hecho, lamentó que las “alegaciones de tortura no hayan sido aparentemente incluidas en los cargos”.

Hizo un llamado a las autoridades venezolanas para que permitan que los otros seis militares y ex oficiales de seguridad detenidos puedan recibir visitas de sus abogados y familiares. Además de asegurarse que sean tratados con humanidad y dignidad.

Bachelet hizo un llamado para que se adopten medidas urgentes “para prevenir la reincidencia de la tortura y otros malos tratos de personas bajo custodia del Estado”.

Entre tanto, 13 países miembros del Grupo de Lima manifestaron su rechazo sobre las circunstancias en las que murió el capitán Acosta Arévalo y responsabilizaron al régimen de Nicolás Maduro.

“El Grupo de Lima repudia las continuas prácticas de detenciones arbitrarias y torturas a la que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro somete a quienes considera sus opositores”, reza el comunicado suscrito por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y el representante de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Protocolos de Minnesota y Estambul

Este lunes el Parlamento venezolano solicitó la aplicación del Protocolo de Minnesota y el Protocolo de Estambul, en el caso del asesinato del capitán naval Rafael Acosta Arévalo.

En rueda de prensa ante medios nacionales e internacionales la diputada al parlamento, Delsa Solórzano, exhortó a Bachelet a “realizar una investigación imparcial”.

La diputada aseguró que la Asamblea Nacional hizo la solicitud de la aplicación de los protocolos internacionales ante la Alta Comisionada para los Derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet y la “realización de una investigación independiente e imparcial, sin ningún tipo de sesgo político”

El primer Protocolo de Estambul se aplica cuando existen indicios de tortura de un detenido, durante la custodia del Estado. Mientras que el Protocolo de Minnesota se puede activar cuando haya ocurrido la muerte de un ciudadano en detención, explicó Solórzano luego de enviar condolencias a los familiares del capitán Acosta Arévalo.

Comentarios

Load More