López Obrador presume cifras y lanza ataques a sus adversarios en su “informe”

El Gobierno de la Ciudad de México calculó en 85 mil los asistentes al Zócalo. Foto: Benjamín Flores El Gobierno de la Ciudad de México calculó en 85 mil los asistentes al Zócalo. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Para celebrar el primer año de la elección que lo colocó en la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador convocó a una concentración masiva en el Zócalo a la que dirigió un “informe” de logros por sus siete meses de gobierno.

Ante unas 85 mil personas, según el gobierno de la Ciudad de México, el mandatario aprovechó para referirse ampliamente a la oposición, “sus adversarios”, a los que calificó de corruptos, facciosos y de instrumentar un “sabotaje legal” del proyecto aeroportuario de Santa Lucía.

Acompañado por su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, el líder cameral Porfirio Muñoz Ledo y la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, López Obrador dio su mensaje, el segundo en lo que va de la administración (el primero fue al cumplir 100 días de gobierno) en otro ejercicio previo al informe constitucional del 1 de septiembre.

“Estamos aquí para reafirmar el compromiso de no fallarles. Venimos a rendirles cuentas con la verdad”, expuso.

Puntual en el arribo fijado a las 5:00 de la tarde, precedido por un programa musical, el presidente de México inició su mensaje recordando que celebraban el triunfo “de nuestro movimiento”, una “hazaña colectiva” y otras expresiones relativas a la victoria electoral.

La arenga presidencial, que esta vez no lució la banda tricolor al pecho, expuso las diferentes acciones simbólicas que ha instrumentado, como la extinción del Estado Mayor Presidencial, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la primera dijo, “porque al presidente lo cuida el pueblo”, la segunda, para garantizar que ya no se espía a los opositores.

No obstante las perspectivas de crecimiento a la baja, el presidente sostuvo que la economía está creciendo poco a poco y aseguró que no hay recesión.

Luego de exponer diferentes indicadores económicos, se refirió a las obras que ya desarrolla su gobierno como parte de los 100 compromisos asumidos el pasado 1 de diciembre, sobre los que dijo, lleva cumplidos 78.

Aseguró que ha concluido carreteras y puentes, que ya inició la construcción de la refinería de Dos Bocas, y entonces acusó a sus “adversarios” de interponer una cascada de amparos, “un sabotaje legal” a la construcción de las pistas adicional en la base militar de Santa Lucía que, sin embargo, aseguró iniciará este mes.

 

Entre la política y los datos

Las referencias a sus adversarios se ampliaron en la parte final del discurso que combinó datos sobre programas y acciones, con declaraciones de naturaleza política.

Por ejemplo, expuso que en su gobierno “ya no se tolera ni se permite la corrupción”, además de que “están prohibidos el nepotismo, el amiguismo, el influyentismo y cualquier práctica propia del antiguo régimen”.

Presumió las reformas legislativas de austeridad, anticorrupción y en particular que la corrupción y el fraude electoral sean considerados delitos graves.

En tanto, respecto a los avances de su gobierno, reiteró que el robo de combustible se redujo en 94%, generando un ahorro de 50 mil millones de pesos, en tanto, aseguró que este año invertirá 330 mil millones de pesos en reactivar Pemex.

Entre los temas polémicos, habló de la consulta para la realización del Proyecto Integral Morelos, dijo que no se impondrá respecto a esa obra heredada, y sin mencionar el asesinato del dirigente morelense, Samir Flores, planteó seguir el cauce legal de ese megaproyecto eléctrico.

Además, reiteró que en su gobierno no se permitirá el fracking; también que avanza la modernización de las refinerías con miras a volver al país autosuficiente en la demanda de combustibles.

López Obrador presumió ahorros en las compras de medicamentos que ascienden a 2 mil 700 millones de pesos y el freno a las adquisiciones de equipos de cómputo en la administración.

En lo económico, reiteró que no ha crecido la deuda pública y sostuvo que las reservas internacionales han crecido durante su mandato con datos actualizados al mes de mayo en 4 mil millones de dólares.

Entre otros indicadores, planteó el crecimiento más alto en las remesas; también que el índice de confianza del consumidor llegó a 110 puntos, lo que no ocurrió en administraciones pasadas, y un incremento en ventas en tiendas de servicio y departamentales.

Asimismo, destacó el incremento en el salario mínimo de 10%, lo que, sostuvo, no ocurrió en todo el periodo neoliberal.

En tanto, dijo que la Bolsa Mexicana de Valores creció 3% y se refirió a la importancia de la relación con el empresariado, refiriéndose en concreto al compromiso del Consejo Mexicano de Negocios respecto a la inversión de 32 mil millones de dólares en estos años.

En ese momento aprovechó para saludar a miembros de dicho organismo, entre quienes destacaba Carlos Slim, Emilio Azcárraga y Miguel Rincón.

López Obrador se dijo respetuoso del Banco de México y su autonomía. También expuso cifras récord en recaudación tributaria, con un 1% de crecimiento.

“Tenemos finanzas públicas sanas”, dijo

“Esto es muy importante, es menos injusta la distribución del ingreso, es decir hay más desarrollo y más bienestar”, sostuvo.

 

Programas y proyectos

El acto sirvió además de ofrecer cifras para la reivindicación de promesas y compromisos:

Los estudiantes con discapacidad recibirán pensión bimestral de 2 mil 500 pesos; ya hay entrega de becas a 270 mil estudiantes universitarios por 2 mil 400 pesos, y esperan llegar a 300 mil estudiantes de bachillerato.

También se refirió a la cancelación de la reforma educativa, afirmando que está aun en pláticas con maestros y padres de familia para mejorar los niveles de enseñanza.

En cuanto a los programas de Bienestar, expuso que están llegando a 3 de cada 10 hogares mexicanos.

En su mensaje, abundó en la redefinición de las políticas del Infonavit, respecto a la posibilidad de reestructurar créditos y destacó la aprobación del nuevo Banco del Bienestar, que sustituye al Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, institución esta con la que pretende llegar a comunidades apartadas, facilitar la bancarización de entrega de apoyos sociales y cuyo plan avanza.

 

Polémicas y definiciones

El polémico manejo de la política exterior fue abordado hoy por el mandatario que, sin aludir al mensaje de su homólogo estadunidense, Donald Trump, que momentos antes anunció dejar sin efecto la amenaza de imponer aranceles a productos mexicanos y reconocer la política migratoria de México, estuvo presente en el mensaje de hoy.

El mandatario mexicano consideró que la forma en que se condujo su administración permitió evitar la confrontación y que en la cumbre del G20 adoptaron la propuesta mexicana de atender la migración mediante la cooperación para el desarrollo.

Encaminado en la recta final de su mensaje, López Obrador admitió hacer una autocrítica:

“Falta mejorar el sistema de salud, debe crecer más la economía y todavía se mantienen los mismos niveles de violencia que heredamos del antiguo régimen, aunque estoy seguro que muy pronto tendremos más y mejores resultados en la atención de estos y de otras necesidades y preocupaciones de nuestro pueblo”, expresó.

Fue entonces cuando se dijo optimista, pues este año se propone erradicar en definitiva “el régimen corrupto” y sentar las bases de la transformación como proceso irreversible. Así, de la autocrítica pasó a su descripción de la oposición:

“Creo que debemos trabajar de prisa y con profundidad porque, si desgraciadamente regresara al poder el conservadurismo faccioso y corrupto –toco madera– ni siquiera en esa circunstancia podrían nuestros adversarios dar marcha atrás a lo establecido y ya logrado en beneficio del pueblo”.

Entonces llamó a apurar el establecimiento de las bases para la transformación, para luego diferenciar: una cosa es actuar con prudencia, evitar la confrontación y garantizar las libertades. y otra es la indefinición.

Así, en su definición, se dijo radical en la defensa de las causas de la honestidad, la justicia y la democracia.

Finalmente, el mandatario agradeció a quienes lo han apoyado y a quienes, perteneciendo a otra facción o grupo político, cerraron filas en torno al momento del diferendo con el gobierno de Estados Unidos y convocó una vez más a la unidad nacional, para cerrar su mensaje gritando tres veces “Viva México”.

Comentarios

Load More