Manta a la que se refirió AMLO fue la hallada en Celaya en abril: Jesús Ramírez

Jesús Ramírez, vocero del presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Benjamín Flores Jesús Ramírez, vocero del presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El vocero presidencial, Jesús Ramírez, aclaró que la manta intimidatoria a la que se refirió esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, fue la hallada en abril pasado, en Celaya, Guanajuato, en la que el presunto líder huachicolero “El Marro” amenazó con enviar “un regalo” al domicilio del mandatario.

La confusión surgió durante la conferencia mañanera en Palacio Nacional cuando le preguntaron al presidente sobre la recepción que tuvo la Guardia Nacional en Tabasco, con mantas amenazadoras y quema de vehículos, asunto que fue minimizada por López Obrador, quien consideró que son reacciones previsibles.

“Esto de las mantas puede seguir apareciendo y puede haber estas reacciones. Nosotros tenemos que cumplir con nuestro deber, con nuestra responsabilidad y hacerles un llamado a todos a portarnos bien”, dijo.

Luego aludió a que “hace poco” habían colocado una manta frente a su casa, pero que no por ese tipo de mensajes dejará de cumplir su responsabilidad. Tampoco quiso precisar lo que decía el mensaje, aduciendo que es preferible olvidar.

Aunque el mandatario expuso que fue frente a su casa y ocurrió “hace unos días”, momentos después de concluida la conferencia de prensa, el vocero presidencial, Jesús Ramírez, precisó que se trataba de la manta que pusieron en Celaya, Guanajuato, en abril, relacionada con el plan contra el robo de combustible y en la que se escribió la dirección de López Obrador. La manta supuestamente fue firmada por el capo huachicolero apodado “El Marro”.

“Sigues sentenciando a más policías inocentes, la próxima vez el regalo que te mandé a la refinería va a llegar hasta Cuitláhuac #90 en la Colonia Toriello Guerra en Tlalpan”, decía esa manta.

Por “el regalo que te mandé a la refinería”, El Marro se refería a la camioneta con explosivos que fue abandonada el 31 de enero en una de las entradas de la refinería de Salamanca donde también fue dejada una manta dirigida a López Obrador en la que le exigía sacar a la Marina, Sedena y fuerzas federales del estado.

En la conferencia de hoy López Obrador negó hoy que por ese tipo de mantas u otros motivos de seguridad haya acelerado su mudanza a Palacio Nacional.

“Yo puedo decirles que soy un ser humano, que tengo miedo, como todos los seres humanos, pero al mismo tiempo también puedo decir que no soy un cobarde. Nada más”.

 

Comentarios

Load More