Por la vaquita marina inscriben al Golfo de California en la lista del Patrimonio Mundial en Peligro

La vaquita marina. Foto: PNUMA La vaquita marina. Foto: PNUMA

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la inminente extinción de la vaquita marina las Islas del Golfo de California fueron retiradas de la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) e inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.

Es la primera vez en la historia de México, desde que suscribió la Convención del Patrimonio Mundial de dicho organismo internacional en 1972, que un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad pasa a la lista en peligro.

El fin de esta segunda es “informar a la comunidad internacional de las condiciones que amenazan las características mismas que han hecho posible la inscripción de un bien en la Lista del Patrimonio Mundial (conflictos armados, catástrofes naturales, urbanización salvaje, caza furtiva, contaminación…) y fomentar medidas correctivas”.

Fue la propia Unesco quien dio a conocer la noticia durante la 43ª reunión del Comité del Patrimonio Mundial, que se lleva a cabo desde el 30 de junio pasado en Bakú, capital de Azerbaiyán, y continuará hasta el 10 de julio.

El comunicado de la organización destaca que las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, ubicadas al noreste de México, comprende 244 islas, islotes y zonas litorales del golfo y fueron inscritas en 2005 en la Lista del Patrimonio Mundial. Se consideró entonces:

“El Mar de Cortés y sus islas son un laboratorio natural para el estudio de la especiación y el conocimiento de los procesos de evolución oceánicos y costeros, ya que casi todos ellos se dan en sus parajes. El sitio es de una excepcional belleza y ofrece a la vista paisajes espectaculares, en los que la cegadora luz del desierto y el color turquesa de las aguas hacen resaltar los acantilados escarpados de las islas y las playas de arena.”

Se añade:

“Alberga además 695 especies botánicas y 891 ictiológicas, de las cuales 90 son endémicas. El número de especies vegetales es muy superior al registrado en otros sitios insulares y marinos inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial. Asimismo, este sitio alberga el 39% y el 33% del total mundial de las especies de mamíferos marinos y de cetáceos, respectivamente.”

Sin embargo, desde hace tiempo la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) alertó sobre el riesgo de extinción de la vaquita marina, “una especie de marsopa pequeña”, debido al comercio ilegal de productos marinos, entre ellos el totoaba, también “en peligro crítico de extinción, cuya vejiga natatoria alcanza precios elevados en los mercados asiáticos”.

Ambas especies son endémicas del Golfo de California, según la UICN:

“El Alto Golfo de California es el único lugar en la Tierra donde se puede encontrar la vaquita”, destaca esta instancia, que desde 2017 recomendó inscribir el área natural en la lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Entonces, como reportó esta reportera en Apro, propuso tomar medidas urgentes, entre ellas la prohibición de las redes de enmalle para la pesca, la pesca ilegal y el comercio de especies silvestres.

Se recordará que con bombo y platillo el entonces presidente Enrique Peña Nieto, acompañado del actor estadunidense Leonardo Di Caprio (quien a través de un tuit había expresado su preocupación por la vaquita), anunció que se tomarían medidas sobre la suscripción de un convenio de colaboración con el empresario Carlos Slim, presidente del consejo de la Minera Frisco, que es subsidiaria de la Compañía San Felipe, S.A., de C.V., cuya mina “se encuentra peligrosamente cerca del Área Natural Protegida del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado”, se reportó entonces.

Para 2017, sigue la UICN en su comunicado de este día, la población de vaquitas había disminuido de 300 ejemplares, al momento de la inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial en 2005, a 30. En 2018 se estimó que quedaban 10 ejemplares en el verano de 2018 –“antes de la actual temporada de pesca”– y continuaron los “altos niveles de pesca ilegal del totoaba”.

Y aconseja que “México debe ahora tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar las vaquitas restantes y desarrollar soluciones a largo plazo para asegurar medios de vida sostenibles para las comunidades locales en el Golfo de California, incluso mediante la mejora de las prácticas de pesca sostenible”.

Destaca además que “los intentos de criar vaquitas se abandonaron rápidamente ya que la marsopa demostró ser muy susceptible al cautiverio”.

Comentarios

Load More