La CNDH constató anomalías en la investigación del asesinato del líder wixárika Margarito Díaz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por omisiones e irregularidades en la investigación del homicidio de Margarito Díaz, promotor y defensor indígena de derechos humanos y encargado de proteger el sitio sagrado de Wirikuta, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación –la número  32 / 2019– al gobernador de Nayarit, Antonio Echavarría García, y al fiscal general de la entidad, Petronilo Díaz Ponce Medrano, para que procedan a reparar el daño y deslinden responsabilidades.

El organismo explicó que atrajo el caso al tratarse de un asunto que trascendió el interés de la región e incidió en la opinión pública del país, debido a su gravedad y naturaleza, mismas por las que en su momento solicitó medidas cautelares en favor de los familiares del líder wixárika y de la propia comunidad, que fueron supervisadas por la institución.

Derivado de la investigación, la CNDH constató que el agente del ministerio sólo realizó diligencias básicas al integrar la carpeta de investigación y dejó fuera las líneas relacionadas con las actividades y características del promotor indígena y defensor de derechos humanos, para la cual debió incluirse un protocolo especializado.

De igual forma, señaló, no se tomó en cuenta el contexto sociocultural del dirigente en la indagatoria de su asesinato, ocurrido en septiembre de 2018, misma en la que se debió incluir la situación desfavorable de él y sus familiares.

A partir de estas evidencias, el organismo autónomo acreditó  violaciones a los derechos humanos de acceso a la justicia en su modalidad de procuración de justicia, a la verdad, y a recibir atención especializada y adecuada, con atención a su condición de víctimas indirectas, en agravio de ocho personas; así como afectaciones al interés superior de la niñez, en dos de estos casos.

Como resultado, la CNDH recomendó al gobernador de Nayarit reparar el daño a las ocho víctimas, cuya reparación deberá incluir una compensación y/o indemnización integral y justa, así como atención psicológica y tanatológica.

Además, deberá inscribirlas en el Registro Estatal de Víctimas y emitir una circular al personal de la Comisión Estatal de Atención Integral a Víctimas para que actúen atendiendo los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia.

Por su parte, el fiscal general del estado deberá agilizar la debida integración y perfeccionamiento de la investigación sobre el homicidio del líder, y colaborar con la CNDH en la presentación y seguimiento de la queja que formule ante el Órgano Interno de Control de esa Fiscalía contra la autoridad que resulte responsable por estas irregularidades y omisiones.

Asimismo, tanto el gobierno de Nayarit, como la Fiscalía local, deberán capacitar a su personal en materia de protección a personas promotoras y defensoras indígenas de derechos humanos con visión diferencial y multicultural, para garantizar su correcto desempeño y prevenir hechos similares; e incorporar copias de la presente Recomendación en el expediente personal de la autoridad responsable.

El luchador social Margarito Díaz fue asesinado el 8 de septiembre de 2018, cuando un desconocido se acercó a la entrada de su casa, donde se encontraba con su familia, para dispararle en la cara.

Comentarios