AMLO “da vuelta a la página” sobre contaminación de Río Sonora por Grupo México

El presidente dijo que prefiere inaugurar una nueva etapa en el país Foto: Julián Ortega El Río Sonora, contaminado por un derrame de Grupo México en 2014 Foto: Julián Ortega

CIUDAD DE MÉXICO (Apro). –  A pesar de que la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) acordó reiniciar el juicio por daños al medio ambiente y a la salud de pobladores contra Grupo México, propiedad del magnate German Larrea, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió darle la vuelta a la página.

En su conferencia de prensa mañanera, el mandatario desestimó la posibilidad de un desencuentro con Grupo México por el caso de la contaminación en el río Sonora en 2014, bajo la premisa que no pretende “anclarse” al pasado, sino que desea “inaugurar una etapa nueva” en el país.

En su lugar, se comprometió a instruir al secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Manuel Toledo, a que visite y haga un análisis de la zona afectada, además de que ofrezca una solución con respecto a la extracción de agua contaminada en pozos, la opacidad en el ejercicio del fideicomiso de los 2 mil millones de pesos, el cierre de la Unidad Médica de Vigilancia Epidemiológica y los motivos del por qué no están en operación la treintena de plantas potabilizadoras con capacidad para separar metales pesados.

“Voy a pedirle a Víctor Manuel Toledo que vea lo del Río Sonora, lo de la contaminación, se crea un fideicomiso, se alega que la empresa aportó esa cantidad, pero no hay claridad”, dijo.

Y abundó: “es notorio de que no se terminó de resolver las demandas de la gente en plantas de tratamiento, lo del hospital, voy a pedirle a Víctor Manuel Toledo que vaya allá, a ver este tema y lo de los trabajadores (los mineros de la sección 65) y ver que existen las denuncias y actuar legalmente sobre este tema.

El periodista sonorense Cayetano Lucero expuso al primer mandatario las injusticias que experimentan los pobladores ribereños tras la contaminación de los ríos Sonora y Bacanuchi registrada el 6 de agosto de 2014, por irresponsabilidad de la mina Buenavista del Cobre, subsidiaria de Grupo México.

También le hizo notar las acciones emprendidas por el gobierno federal para castigar a Grupo México y resarcir el ecocidio que afectó a más de 22 mil ribereños y cerca de 800 mil personas en esta capital debido a que se está extrayendo agua de los pozos contaminados y se le está dotando a la población en general.

Con respecto a un eventual desencuentro con el gigante de la minería en México, el presidente profundizó: “Qué hacer con el saqueo, qué hacer con todas las injusticias, sólo teníamos dos opciones: meternos a juzgar a los responsables o decir punto final y vamos a inaugurar una etapa nueva”.

Enseguida puntualizó: “Decidimos por lo segundo, no dejar de condenar el modelo neoliberal, el modelo de pillaje, no quedarnos callados en eso, pero no apostar nuestra suerte sólo a la venganza, a la persecución, porque sentimos cuando tomamos esta decisión que nos íbamos a quedar anclados en el pasado, que nos iba quitar mucho tiempo, y que no íbamos a poder sentar las bases para una patria nueva, que nos iba a desgastar mucho, por eso optamos por ir hacia adelante”.

Comentarios

Load More