AMLO, “deje de dividir a México”; Durazo, “presente pruebas”: Calderón

El expresidente Felipe Calderón en la asamblea constitutiva de la asociación "México Libre". Foto: Octavio Gómez El expresidente Felipe Calderón en la asamblea constitutiva de la asociación "México Libre". Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Felipe Calderón asumió en los hechos la representación de los agentes de la Policía Federal (PF) en rebeldía y acusó directamente al presidente Andrés Manuel López Obrador y al secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, de “maltrato” a los efectivos de esa corporación federal.

En un mensaje emitido esta tarde, Calderón se refirió específicamente a López Obrador y, como no lo había hecho antes, le exigió: “Le pido respetuosamente que deje de dividir a México”.

Luego que Durazo lo identificó como uno de los personajes que pretenden sacar “raja política” y de que agentes rebeldes lo pidieron como su representante sindical, Calderón abogó por los federales inconformes, que tienen razones de fondo y de forma para su conducta.

“Señor presidente, señor secretario, escuchen a los policías”, clamó el expanista que ahora construye su partido México Libre y dijo que hay demanda de fondo, porque se les están lesionando sus derechos laborales, pero también de forma al llamarlos corruptos.

“Decir eso no es justo”, puntualizó Calderón al recordar que el comisionado del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño, llamó “fifís” a los agentes federales inconformes.

“Nuevamente le pido, con todo respeto, que deje de descalificarnos”, reiteró Calderón a López Obrador, a quien le exigió, junto con Durazo, que arreglen el problema “y por favor no se anden buscando pretextos para cubrir omisiones, ineficaces y torpezas”.

El jefe del Ejecutivo entre 2006 y 2012 rechazó “categóricamente la cobarde insinuación que desde el poder se hace de que estoy detrás de las policías federales”.

Y emplazó a Durazo a que, si tiene pruebas en su contra, las presente y actúe en consecuencia, y si no las tiene, retire las calumnias.

Calderón recordó que tiene gratitud por policías y soldados, a quienes siempre trató con respeto y se esmeró en incrementar sus condiciones salariales.

“Mientras muchos los tildaban de asesinos y genocidas, apoyé su trabajo, porque ellos estaban arriesgando su vida para proteger a los mexicanos”, subrayó.

Recordó también que su gobierno fue el que propuso crear la Policía Federal para que ese nuevo cuerpo asumiera la responsabilidad que tenían las fuerzas armadas de combatir al crimen organizado.

También rechazó la propuesta de que asuma la representación de los policías federales inconformes, porque más que ayudarlos, los perjudicaría, debido los complejos, inseguridades y miedos que existen en la Secretaría de Seguridad.

Pero les recomendó a los inconformes organizarse para buscar, con medios pacíficos, llegar a un acuerdo con el gobierno, e hizo votos para que el diálogo prevalezca y, sobre todo, se reconozca lo mucho que han hecho los policías por México.

Comentarios

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Load More