Sigue la luna de miel con el sector empresarial: Romo

Alfonso Romo, jefe de la oficina de la presidencia. Foto: J. Raúl Pérez Alfonso Romo, jefe de la oficina de la presidencia. Foto: J. Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo aseguró que “la luna de miel” con el sector empresarial continúa, pese a los distintos puntos de vista.

Luego de participar en la conmemoración en el Día Nacional del Ingeniero, celebrada en el Palacio de Minería, el exempresario neolonés señaló: “Tenemos pláticas, puntos de vistas diferentes, pero estamos caminando de la mano, de eso no tengan duda, sigue la luna de miel, ya vamos a ir al matrimonio”.

De acuerdo con Romo, dicha “luna de miel” se ve reflejada en los consejos regionales conformados entre 40 o 50 empresarios cada uno, que han creado los empresarios en todo el país, para apuntalar las inversiones.

Sin embargo, para el analista soberano para México, de la calificadora Moody’s Investors Service, Jaime Reusche, el periodo de “luna de miel”, entre los inversionistas con el nuevo gobierno, “fue bastante corto” y se rompió con el referéndum que echó atrás el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), celebrado en octubre pasado, en plena transición de la administración pública.

“Desde entonces los inversionistas tanto extranjeros como domésticos, siempre han estado suspicaces del gobierno, de su política pública”, señaló a Apro el analista.

En efecto, apenas el pasado 18 de junio, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, reprobó la cancelación de contratos petroleros, porque con esa medida, dijo, se pierde la confianza y la certidumbre.

“Por un lado, firmamos un convenio para promover la inversión, entre otras cosas en el sector energético, y por otro lado una sorpresa que sin decir agua va, de repente se cancelan los contratos”, soltó tras reunirse con Alfonso Romo en Palacio Nacional.

Añadió: “Como cualquier convenio, si lo que se pierde es lo que andamos tratando de crear, que es confianza, certidumbre, tener una orientación adecuada, al final quedamos mal todos los firmantes, queda mal el que lo firmó, porque al final no estamos dando las garantías que se requieren”.

No sólo eso, otro episodio que refleja las diferencias del sector empresarial con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador es el proceso de arbitraje internacional que interpuso la Comisión Federal de Electricidad contra algunas cláusulas de los contratos relacionados con gasoductos construidos por Ienova y TransCanada; así como por Grupo Carso.

De hecho, el líder del CCE y del Consejo Mexicano de Negocios, Antonio del Valle tuvieron que asistir a Palacio Nacional para solicitar la creación de una mesa de negociación respecto a los gasoductos.

 

Comentarios

Load More