Javier Duarte ofrece información sobre funcionarios de EPN; acusa extorsión de la ex PGR

Con 6 años y 10 meses restantes de reclusión, Duarte regresó a su estrategia de enviar misivas a los medios de comunicación para “presionar” jurídicamente a las autoridades para acortar su condena. Foto: AP / Moisés Castillo Con 6 años y 10 meses restantes de reclusión, Duarte regresó a su estrategia de enviar misivas a los medios de comunicación para “presionar” jurídicamente a las autoridades para acortar su condena. Foto: AP / Moisés Castillo

XALAPA, Ver. 9 de julio del 2019 (apro). – A 2 años y dos meses de estar recluido en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, el exgobernador de Veracruz Javier Duarte entregó a la Fiscalía General de la República (FGR) una carta en donde manifiesta su intención de dar información “valiosa” y “privilegiada” sobre “altos funcionarios” del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

 

En cartas y audios enviados al periódico Reforma y al programa radiofónico de Ciro Gómez Leyva de Radio Fórmula, el equipo jurídico del priista asegura que el exmandatario veracruzano fue “extorsionado” por Arturo Elías Beltrán, extitular de la PGR.

 

Con 6 años y 10 meses restantes de reclusión (de los 9 a los que está condenado), Duarte regresó a su estrategia de enviar misivas a los medios de comunicación para “presionar” jurídicamente a las autoridades para acortar su condena.

 

En una parte medular de la misiva, Duarte desglosa su ofrecimiento a la FGR, presidida por Alejandro Gertz Manero.

 

“Cómo exgobernador de Veracruz es conocedor de diversa información que pudiera considerarse privilegiada y que, de ser el caso, podría ser de utilidad para diversas investigaciones que se encuentra realizando la Fiscalía”, se lee en la misiva realizada por sus apoderados legales.

 

En la coyuntura de una orden de aprehensión en contra del exdirector de Pemex Emilio Lozoya y bajo el argumento de que es su “deber ciudadano”, Duarte aprovechó el escarnio mediático para ofrecer a la Fiscalía colaborar en esa investigación.

 

Duarte afirmó también que pagó una “extorsión” a Alberto Elías Beltrán para que dejaran en paz a su familia y le reclasificaran el delito de delincuencia organizada a asociación delictuosa lo que implicaría conseguir una sentencia más baja, como al final sucedió. 

 

Actualmente, su esposa Karime Macias Tubilla, los tres hijos de Javier Duarte y cuatro familiares cercanos más se encuentran “autoexiliados” viviendo en un lujoso barrio de Londres en Inglaterra.

 

Según dichos de Duarte, su familia vive con precariedad al tener acceso a sólo 180 mil pesos mensuales, equivalente a una dieta superior al salario del presidente de la República actual.

 

En la carta, Duarte de Ochoa asegura que el expresidente Peña Nieto le “regaló” una suma importante de dinero por “cargo de conciencia” por su reclusión y la “persecución” hacia su familia. Dicho dinero -expuso el exgobernador- habría sido enviado por “un amigo en común”.

 

En la entrevista para Reforma, Duarte señala que Felipe Muñoz Vázquez, extitular de la Subprocuraduría de Delitos Federales, también fue beneficiario del pago y extorsión.

 

El pago fue hecho -según Duarte- previo a recibir sentencia y en donde la PGR le reclasificó los delitos.

En Veracruz, la decena de funcionarios públicos cercanos a Javier Duarte y también encarcelados por los delitos de peculado, desvío de recursos, coalición, enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias e incumplimiento de un deber legal ya obtuvieron su libertad, bajo la modalidad de arresto domiciliario o bajo el pago de cuantiosas fianzas.

Comentarios

Load More