Con el apoyo a 230 mil ejidatarios, Sembrando Vida superará meta prevista para 2019: Albores González

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La titular de la Secretaría de Bienestar, María Luisa Albores González, aseguró que el programa Sembrando Vida superará las metas previstas para 2019, dado que se planteó apoyar a 200 mil sembradores, pero en total serán 230 mil, lo que beneficia a igual número de familias.

La ayuda incluye 575 mil hectáreas de ocho estados de la República, y en este proceso le toca a México construir oportunidades de empleo para los migrantes, subrayó.

Luego de participar en el ciclo de conversatorios en línea del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), Albores González recordó que desde octubre de 2018 se comenzó a trabajar en el proyecto, cuyo primer objetivo es que la gente de las comunidades, rancherías, ejidos y tierras comunales, “viva de manera digna en sus espacios”, en vez de migrar a otros lugares.

De acuerdo con la funcionaria federal, el programa ha llegado a más de 4 mil ejidos en municipios de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Puebla, Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Durango, y se ampliará en los próximos años.

Detalló que la meta de hectáreas de cobertura para este año era de 500 mil, pero se llegará a 575 mil hectáreas, y en los primeros dos años del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador llegará a millón 200 mil hectáreas.

“El sentido de Sembrando Vida es que la gente aproveche estos espacios de vida, porque recuerden que hubo una Revolución Mexicana que hizo posible el reparto agrario, y ese reparto hizo posible que la mayor tenencia de la tierra en este país sea de manera social, y aunque quisieron desmantelar en 1992 el artículo 27, no lo lograron porque había tejido social en esas comunidades”, resaltó.

Sobre las críticas recibidas por los empleos que ha dado a migrantes el programa Sembrando Vida en el sur del país, respondió que México debe ser solidario ante la crisis de “nuestras hermanas y hermanos” que migran por necesidad, igual que lo hicieron muchas mexicanas y mexicanos que viven en Estados Unidos.

“Hoy tenemos la oportunidad de tener un gobierno diferente, un gobierno que escucha, un gobierno que ve desde la parte humanitaria y no en cerrazones. Nosotros, en la Secretaría de Bienestar, lo consideramos una encomienda de nuestro presidente, y en ese sentido lo que tenemos que hacer es fortalecer los lazos”.

Por ello, subrayó, es en territorio mexicano donde toca construir algunas oportunidades de empleo para los migrantes, lo que no quiere decir que se favorezca a ellos sobre los connacionales.

Comentarios