Expresidente de la Concacaf deberá pagar multa de 79 mdd tras sobornos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El expresidente de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), Jack Warner, fue ordenado a pagar una multa de 79 millones de dólares a causa del escándalo de sobornos en la FIFA.

La orden contra el que fuera el hombre más poderoso del futbol en la Concacaf fue impuesta este miércoles por un juez federal de Nueva York, como resultado de una demanda presentada por el organismo.

A Warner, de 76 años y originario de Trinidad y Tobago, se le acusa de negociar, tras el previo pago de comisiones, los derechos de transmisión de la Copa del Mundo y torneos regionales para la zona de Concacaf.

De acuerdo a la acusación, que data de 2017, Warner fue señalado de apropiarse millones de dólares a través de dicha confederación.

En la actualidad, Warner continúa ante un proceso de extradición en Trinidad y Tobago.

Jack Warner formó parte del Comité Ejecutivo de la FIFA de 1983 hasta 2011, cuando fue implicado por el entonces vicepresidente de Concacaf, Chuck Blazer -ya fallecido- en actos de corrupción.

Desde 2011, el Comité de Ética de la FIFA inició un procedimiento en contra del trinitario, y al mismo tiempo lo suspendió de sus funciones.

Posteriormente, la Interpol le expidió alerta roja en junio de 2015 por los cargos de conspiración para cometer crimen organizado, fraude electrónico, lavado de dinero y blanqueo de capitales.

Comentarios