Instrumentos musicales con arte huichol de la Colección Hermes

Un violín que forma parte de la muestra Sagrado Arte Wixárika. Foto: @F_HermesMusic Un violín que forma parte de la muestra Sagrado Arte Wixárika. Foto: @F_HermesMusic

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Incluido en el volumen de lujo ilustrado Arte wixárika. Instrumentos Musicales decorados con arte Huichol (Fundación Hermes Music/Secretaría de Cultura/Cámara de Diputados, 138 páginas), el respetado endocrinólogo hindú Deepak Chopra sostiene (cual preámbulo al ensayo “El pueblo wixárika y el sueño originario en el arte y en la música”, del periodista y promotor cultural Arturo Saucedo González) lo siguiente:

“La exposición del arte del pueblo wixárika nos agita el alma y despierta en cada uno de nosotros lo sagrado y lo divino. Su antiguo arte tan vibrante en color y rico en simbolismo, combinado con instrumentos musicales, te sumergen sin esfuerzo a su poderoso mundo de magia y mitos. Estas obras de arte son la verdadera expresión y el alma de la humanidad.”

A continuación, el fragmento final del texto escrito exprofeso para el libro en inglés, español e incluso, partes en lengua huichol: Arte Wixárika. Instrumentos Musicales decorados con Arte Huichol, de Arturo Saucedo, periodista y promotor cultural quien ha colaborado en diversos medios impresos y electrónicos, así como en el Instituto Mexicano de la Radio (Imer) y Radio UNAM.

Con una importante trayectoria siendo Asesor Parlamentario para la Reforma Constitucional sobre la Ley General de Cultura y Derechos Culturales, Saucedo ha sido curador de diferentes festivales a nivel mundial y numerosas exposiciones, entre las cuales destacan: Octavio Paz. Semblanzas (Tlaquepaque, Jalisco, 2014); Los Contemporáneos y su Tiempo (Museo Nacional de Bellas Artes, CDMX, 2016) y Carlos Pellicer y la Crítica del Arte Mexicano en el siglo XX (Tabasco, 2016).

Presentación de Arturo Saucedo

[…] El arte wixárika está hecho con el material de los sueños: de los sueños inspirados por la convivencia con lo divino: es un arte ritual, en el que se asume la responsabilidad de repetir y completar los ciclos de la creación; el sueño es un estado espiritual único por el que se alcanza un conocimiento profundo: el conocimiento oculto.

El cosmos se recrea y se retroalimenta en el ritual. El orden estético emerge de la paradoja de las aparentes antítesis del caos; sin embargo, el artista, el chamán pueden advertir y representar la belleza del instante: el orden oculto de la creación divina. Una estética que, en palabras de Octavio Paz, ha creado:

“Una visión del mundo que conjugaba la revoluciones de los astros y los ritmos de la naturaleza en una suerte de danza del universo, expresión de la guerra cósmica […] Un panteón religioso regido por el principio de metamorfosis: el universo es tiempo, el tiempo es movimiento y el movimiento es cambio, ballet de dioses enmascarados que danzan la pantomima terrible de la creación y destrucción de los mundos y de los hombres.”

El arte huichol o wixárika expresa en formas ricas y variadas un complejo mundo simbólico, un mundo que unifica al hombre con el cosmos y lo somete a los designios de la naturaleza: un mundo intensificado por el peyote, el ritual y el trance, un mundo asequible por el trance espiritual que pasivamente llamamos sueño, pero que activamente es un diferente estado de percepción. Este arte con su conciencia estética ha encontrado una nueva vertiente en la intervención de diferentes objetos por medio del arte de la chaquira. El sueño primigenio usa a la chaquira para intervenir a los objetos de la vida de la vigilia, como el Vochol y como es el caso de los instrumentos musicales de la colección de la Fundación Hermes Music.

Es importante hacer notar el acontecimiento que representa la intervención estética del arte wixárika en instrumentos musicales: La chaquira como elemento fundamental que simboliza el agua; una decoración de elementos solares: el venado, el sol padre, el peyote; estos elementos intervienen instrumentos musicales que han de ser flexibles, transparentes, ligeros y que deben fluir como el agua, pero poderosos como el estruendo de una tormenta. Cada uno de estos elementos simbólicos hace único cada instrumento, como lo hará el ejecutante, ya que el arte wixárika ha transformado cada instrumento portavoz del sueño originario, del contacto humano con el cosmos y de un arte nuevo.

En el breve tiempo que terminó de integrarse, la colección de la Fundación Hermes Music ha viajado a diferentes sedes en México, Estados Unidos y Europa. La originalidad de sus piezas se ha abierto paso en diversos recintos, hasta llegar a los más importantes museos de arte y arte popular de México, como son el Museo de la Música Mexicana “Rafael Tovar y de Teresa” en Puebla y el Museo de Arte Popular. La colección de la Fundación Wixárika seguirá viajando a lo largo y lo ancho de nuestro país y el resto del mundo para representar mucho de lo más rico, complejo, profundo y universal del arte mexicano.

Finalmente las deidades luminosas que viven en el arte wixárika conviven ahora con el Hermes, dios viajero, que en la mitología griega está asociada al viaje y a la música, porque es Hermes quien inventó la lira y porque es el mensajero de los dioses: lleva alas en su caso y alas en sus sandalias. Abramos el camino para un nuevo viaje, con el arte wixárika y con la colección de la Fundación Hermes Music.

Un volumen fascinante  

El prólogo de esta lujosa edición de coloridas imágenes, mapas y fotos, contiene el poema huichol anónimo:

Tamatsi eka tsiktrimattia huayuntTt

         Tamatsi maxa Kiakari WiyasTtakame

         Taniwetsika Tateiyrienaka maTta meyu nuTt

         HiKtri Ta yeiyari Pu hukT Tame Wixaritari

         Kiekaritsie Temutama

 

         El viento abraza los ojos de Dios,

         los venados bendicen la tierra sagrada.

         El maíz, alimento del alma,

         recibe las bondades de la lluvia.

         El peyote, viajero eterno,

         con su luz permanece por siempre

         en tierras wixáritari.

La introducción la redactó Juan Manuel Perches, presidente de la Fundación Hermes Music; “Sagrado arte”, de Alberto Kreimerman, fundador de Hermes Music Foundation USA y Fundación Hermes Music; “Herencia”, del escritor e investigador Antonio Velasco Piña, y una entrevista a Walter Boelsterly, como director general del Museo de Arte Popular.

Intercalados con las secciones de fotos (“Instrumentos de viento”, “Instrumentos de percusión”, e “Instrumentos de cuerda”), van los escritos del etnólogo Johannes Neurath Kugler “El don de ver. Mito y cosmovisión huichola” y de Arturo Saucedo, que se mencionó anteriormente. Además, leemos en el apartado sobre la Fundación Hermes:

“Hermes Music fue creada por el músico y compositor Alberto Kreimerman; empresa fundada en 1982, dedicada a la distribución y comercialización de instrumentos musicales, audio e iluminación profesional, líder en el mercado mexicano y una de las distribuidoras más importantes de esta industria a nivel internacional…”

Finalmente, aparece un mapa de la región huichol y las gráficas de artistas o reconocidas personalidades que colaboraron en este volumen de pasta gruesa, entre otros: Armando Manzanero, Elton John, Eva Longoria y Maná, Zenani Mandela, Quincy Jones, Mariachi Juvenil de Tecalitlán, Abrahám Laboriel, Air Supply, Sonora Santanera, Carlos Slim, Rubén Albarrán, Lila Downs, Pepe Aguilar, Joe Satriani, Willie Nelson, Reyli, Nick Vujicic. Asimismo:

Santana, Gloria Trevi, Juanes, Alex y Chela Lora de EL TRI, Marc Anthony, Joan Sebastian, Julieta Venegas, Gustavo Nandayapa, Iraida Noriega, Tatiana, Ramón Ayala y Banda El Limón.

Con motivo de la semana parisina del diseño denominada Paris Design Week, que tendrá lugar en la capital gala del 5 al 14 de septiembre de este año, Maison Marcoux Mexique llenará las vitrinas del Institute Culturel de Mexique con la colección de instrumentos adornados con arte huichol perteneciente a Hermes, más ocho piezas exclusivas de la artista Constance Guisset.

Comentarios

Load More