El Banco de México ve una desaceleración mayor a la anticipada

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) advirtió que la economía mexicana muestra una desaceleración mayor a la anticipada, con una contracción en el primer trimestre del año y signos de debilidad en el segundo periodo del 2019.

Al darse a conocer la Minuta número 68 de la reunión de la Junta de Gobierno del Banxico, con motivo de la decisión de política monetaria a la que asistieron el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, y los subgobernadores Irene Espinosa, Gerardo Esquivel, Jonathan Heath y Javier Eduardo Guzmán, el reporte señaló:

La mayoría de los integrantes señaló que, ante la evolución reciente de la actividad económica en México, las perspectivas de crecimiento han seguido deteriorándose.

De acuerdo con los integrantes de la Junta de Gobierno, la mayoría señaló que el balance de riesgos para el crecimiento ha ampliado su sesgo a la baja, como resultado de factores externos e internos, y algunos mencionaron que se ha tornado más incierto.

Entre los factores externos se encuentran la posibilidad de que se presenten dificultades en la ratificación del T-MEC por parte de las legislaturas de Estados Unidos y Canadá; además de que se presenten nuevas amenazas de imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a México.

Por parte de los riesgos internos, algunos mencionaron la posibilidad de reducciones adicionales en la calificación crediticia soberana y de Pemex.

Uno puntualizó que una situación similar podría ocurrir con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cuya calificación y perspectiva también sufrieron ajustes a la baja por parte de una agencia, si bien su deuda sigue manteniendo grado de inversión.

Otro comentó el riesgo de una mayor disminución en los ingresos públicos. Finalmente, uno señaló la orientación de las políticas públicas en distintos ámbitos.

 

Preocupa Pemex y poco margen de finanzas

Al interior del Banco de México preocupa la situación de Petróleos Mexicanos (Pemex), ya que la mayoría consideró que es necesario atender el deterioro en la calificación crediticia soberana y de Pemex.

Con respecto a esta empresa, uno destacó que la agencia que recientemente le redujo su calificación, mencionó que dicho ajuste reflejó el descenso en la calificación crediticia soberana, el continuo deterioro del perfil financiero de la empresa y la falta de inversión para revertir la disminución en su capacidad de producción.

Otro señaló que llama la atención que la decisión de reducir la calificación o la perspectiva de la deuda de Pemex tuvo lugar antes de que la empresa diera a conocer su plan de negocios. La mayoría destacó que la prima de riesgo de esta empresa ha presentado un deterioro significativo.

La mayoría señaló la importancia de evitar un deterioro adicional en la calificación de la deuda de Pemex.

Notó que para mejorar la situación de esta empresa es necesario un plan de negocios claro y creíble, una estrategia de mediano y largo plazo enfocada en la generación de valor y que mejore el acceso de la empresa a los mercados financieros.

No obstante, un integrante advirtió que aún no se tiene una solución al problema de la empresa. Apuntó que se han anunciado medidas aisladas que afectan el desarrollo del sector energético, como la cancelación de la última ronda de licitaciones, la construcción de la refinería de Dos Bocas, y el proceso de arbitraje internacional iniciado por la CFE en contra de las empresas que construyeron el gasoducto marino Texas-Tuxpan.

Sobre las finanzas públicas, la mayoría advirtió que en un entorno de menores ingresos existe poco margen de maniobra para la política fiscal.

En particular, uno indicó que los ingresos presupuestarios totales del sector público, incluyendo Pemex, CFE y otros organismos de control presupuestario directo fueron inferiores al programa. Comentó que esta reducción fue consecuencia de una contracción en la plataforma petrolera y de reducciones transitorias en la recaudación del IVA. Asimismo, indicó que esto podría agravarse en caso de una desaceleración mayor a la esperada.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios