Historial del fiscal de Derechos Humanos debe ser intachable: Red TdT y #FiscalíaQueSirva

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT) y la #FiscalíaQueSirva exigieron que el proceso para designar al fiscal de Derechos Humanos se realice bajo los principios de transparencia, participación ciudadana y rendición de cuentas.

“Designar a una persona sin la experiencia, trayectoria e independencia probada que requiere este puesto, seguirá arrastrando la impunidad e injusticia del pasado”, puntualizó #FiscalíaQueSirva.

Añadió: “La problemática que ha heredado el nuevo gobierno no tiene soluciones sencillas. La Cuarta Transformación tendrá que apostar por elegir perfiles idóneos, adecuados y comprometidos con la construcción de paz, verdad y justicia que durante años las instituciones no han podido ofrecer”.

En el mismo sentido se pronunció la Red TDT al señalar que la Fiscalía Especializada en Derechos Humanos deberá tener como prioridad “el cumplimiento de las recomendaciones al Estado mexicano en materia de impunidad, siendo ésta una gran oportunidad para el fortalecimiento de las instancias de procuración de justicia”.

Por tal motivo, ante el vencimiento del plazo de la designación de la persona titular de la Fiscalía Especializada de Derechos Humanos, según lo establecido en el artículo transitorio de la Ley, el fiscal general de la República y el Senado de la República –subrayó–“tienen la oportunidad de reconducir la política de persecución penal de violaciones a derechos humanos y de los delitos cometidos contra personas defensoras y periodistas, siendo su elección fundamental para el país”.

Tal como lo advirtió el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Michel Forst, en el marco de su visita a México en enero del 2017, “mientras la impunidad siga siendo una constante generalizada, no se producirá ninguna mejora notable en la situación de los defensores de los derechos humanos y periodistas”, recalcó.

Tras destacar que la violencia de los últimos años ha hecho de nuestro país una enorme fosa clandestina, #FiscalíaQueSirva detalló que desde el inicio de la “guerra contra el narcotráfico”, miles de familias han perdido a un ser querido.

“Las cifras son devastadoras: más de 40 mil personas desaparecidas, 26 mil cuerpos sin identificar y al menos 10 feminicidios por día. Sin mencionar los conflictos, pobreza e injusticias que deja en pueblos enteros”.

Y la Red TDT detalló que entre 2000 y 2018, 149 periodistas han sido asesinados y 21 se encuentran desaparecidos. Por otra parte, entre 2012 y 2018, 159 personas defensoras de derechos humanos han sido ejecutadas, mientras por lo menos 160 se encuentran desaparecidas desde 2006.

“Lo anterior evidencia la grave crisis de derechos humanos y de libertad de expresión que se vive en el país, que ha convertido a México en uno de los países más peligrosos para el ejercicio del derecho a defender derechos humanos y la actividad periodística”.

La impunidad casi absoluta en el país constituye el eje transversal que perpetúa la comisión de violaciones a derechos humanos y crímenes atroces, violencia que se agrava tratándose de sectores que se encuentran en situación de vulnerabilidad, abundó.

Y recalcó que de mil 069 investigaciones de delitos cometidos contra personas periodistas a cargo de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de Libertad de Expresión (FEADLE), de enero de 2010 a diciembre de 2018, sólo en 10 casos se ha llegado a una sentencia condenatoria, lo cual equivale a que 99% de los delitos denunciados siguen impunes.

Finalmente, en comunicados por separado, tanto #FiscalíaQueSirva como la Red TDT destacaron que, de acuerdo con el artículo 14 de la Ley orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR), la o el titular de la Fiscalía Especializada en Derechos Humanos deberá contar con una importante trayectoria en la administración y procuración de justicia. “Su historial debe ser intachable, sin corrupción, conflictos de interés, violaciones a derechos humanos o algún otro tipo de delito”.

Además, tendrá que actuar desde una perspectiva de derechos humanos, con disposición para trabajar con víctimas y con grupos vulnerables, garantizando siempre la objetividad y autonomía de las investigaciones.

“Designar a una persona sin la experiencia, trayectoria e independencia probada que requiere este puesto, seguirá arrastrando la impunidad e injusticia del pasado”, finalizaron.

Comentarios