Denuncian a conductor de DiDi por intento de secuestro; suman dos casos en una semana

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por segunda ocasión en menos de una semana, otro conductor de una de las empresas que prestan servicio de taxis a través de una aplicación fue denunciado públicamente por un presunto intento de secuestro.

Perla “N” compartió en redes sociales la desagradable experiencia que vivió con un operador de DiDi, identificado con el nombre de Edgar.

En su relato, la joven refiere que a pesar de ser renuente a utilizar ese tipo de servicio por los insuficientes y deficientes filtros que las empresas prestadoras del servicio ponen a los choferes, se vio en la necesidad de recurrir a él.

“Al subir al auto, a diferencia de otras veces, el conductor no me preguntó qué ruta seguir, además que portaba un tapabocas, pero pensé: equis deja la paranoia en el transcurso del viaje, como siempre, coloqué mis audífonos e ignoré mi alrededor hasta el momento en que me percaté que mi conductor se desvió cerca de calzada de Tlalpan, pero creí: ‘seguro la aplicación le actualizó la ruta.

“Pasados tres minutos, me alarmó la situación. Previo a emitir comentario al chofer, me aseguré de enviar mi ubicación en tiempo real a mi familia y a mi mejor amiga. Al quitar el volumen de mis audífonos me doy cuenta que el conductor tenía activos dos navegadores, uno donde le decía que se reincorporara a calzada de Tlalpan (lugar en el que se desvió y que era la ruta prevista para mi destino) y, el otro, que marcaba las indicaciones que él seguía, con dirección a Ecatepec.

“Fue en ese momento en que mi mejor amiga me marcó porque se dio cuenta de la irregularidad en mi ubicación, mientras que el chofer seguía su camino por una vía rápida, y se negaba a bajarme porque “él se estaba dirigiendo a la ubicación que yo le marqué” al final y después de recibir una llamada de Liliana ‘R’, donde me pedía datos para mandarme una patrulla, el conductor entró en pánico y en la primer salida que tuvo oportunidad me bajó.

“Afortunadamente me pudieron pedir un Uber para que regresara a casa y pude llegar a abrazar a mi mamá, a mi cachorrito, a mis hermanas. Afortunadamente iba despierta y pude poner atención de lo que ocurría en ese momento, pero pudo no haber sido así.

“Amigos de verdad, siempre sigan su instinto, no minimicen lo que presienten ni tachen de “paranoicas” a las personas que se la viven advirtiéndoles (hoy una de ellas me salvó la vida)”.

Perla levantó después un reporte en DiDi, los empleados operativos le confirmaron que, en efecto, tenían registrado un desvío de la ruta original y le ofrecieron disculpas. Fue todo.

“Afortunadamente yo lo puedo contar, pero ¿qué hay de quién no? Hoy pude haber sido una más, porque al final no pasa nada, además de que son cuestiones que siempre ves lejanas, hasta el día en que te pasa.

“No, No venía alcoholizada, No venía de una fiesta, No usaba minifalda, tampoco tacones, sólo portaba una sudadera y tenis, lo que siempre me pongo al salir del trabajo.

“A nadie le deseo los 15 minutos de impotencia que hoy sentí, al sentir que literal, tu vida está en la voluntad de otra persona y no saber si vas a volver a casa a decir te quiero mamá o si el día de mañana tu foto estará por las calles y después de la exhausta búsqueda de nuestras autoridades aparecer sin vida en algún lote baldío.

La joven adjuntó la fotografía del conductor y el número de placas del auto que éste conduce.

 

Comentarios