Diputados vuelven a rechazar legalización del matrimonio igualitario en Yucatán

Imagen de archivo del Congreso de Yucatán. Foto: Tomada de Facebook Imagen de archivo del Congreso de Yucatán. Foto: Tomada de Facebook

MÉRIDA, Yuc. (apro).- Por segunda ocasión, y otra vez desde la secrecía, la actual legislatura del Congreso local impidió la legalización del matrimonio igualitario en la entidad.

“¡Cobarde! ¡Tu odio no parará mi lucha!”, fue el estruendoso reclamo que activistas de los derechos humanos de la comunidad LGBTT lanzaron contra los diputados al darse a conocer el resultado de la votación del dictamen: 15 en contra y nueve a favor. Uno estuvo ausente.

El pasado 10 de abril, la presente legislatura, liderada por el priista Felipe Cervera Hernández, rechazó por primera vez la controversial iniciativa. En aquella ocasión la votación fue de 19 contra cinco y una ausencia.

Como aquella vez, decenas de personas, tanto de la comunidad LGBTT como del Frente por la Familia, principal opositor a la legalización del matrimonio igualitario, se congregaron este lunes con pancartas y banderas en la sede del Congreso para asegurarse un lugar en la sala de sesiones.

Durante el desahogo del tema el ambiente entre los visitantes se calentó tanto que el presidente de la Mesa directiva, Enrique Castillo Ruz, tuvo que pedir respeto y compostura. Luego dispuso que el método de votación sería por célula, es decir, voto secreto,

Además, impuso dos recesos, uno de ellos previo a la votación, luego de que los diputados Milagros Romero (MC), Alejandro Cuevas (PRD) y Luis María Aguilar (Panal) reprocharon el método para votar la iniciativa.

“Hasta cuando uno está en campaña hay agresiones y mentadas de madre cuando uno va a pedir el voto a los ciudadanos y tiene que dar la cara”, argumentó Romero.

Tras el breve receso, Castillo Ruz mantuvo la disposición y justificó que se votaría en secreto para proteger la integridad de los legisladores.

El recinto estalló al conocerse los resultados.

“No se logró el voto a favor de las dos terceras partes de la Legislatura, por lo tanto, no se aprueba el dictamen”, anunció Castillo Ruz, luego de lo cual declaró el asunto como “totalmente concluido”.

Jubilosos, los “conservadores” y rezadoras celebraron su nueva victoria gritando consignas en favor de la familia, con las que buscaron acallar los duros reclamos de los decepcionados activistas de los derechos humanos de la comunidad de la diversidad sexual.

“¡Corruptos! ¡Cobardes! ¡Lo que seguro van a aprobar es la deuda millonaria al gobernador! Eso sí lo van a aprobar, diputados corruptos”, reclamaron éstos últimos, y a coro lanzaron: “Diputado corrupto, tu odio no parará mi lucha”.

Al final, los activistas que apoyan a la comunidad LGBTT advirtieron que recolectarán firmas y presentarán al Congreso, cuantas veces sea necesario, la iniciativa para legalizar el matrimonio igualitario, hasta que se apruebe.

Comentarios

Load More