Sombras de conflictos laborales se ciernen sobre Amazon y Google

Trabajadores de Amazon y activistas participan en una protesta en Shakopee, Minnesota. Foto: AP / Glen Stubbe - Star Tribune Trabajadores de Amazon y activistas participan en una protesta en Shakopee, Minnesota. Foto: AP / Glen Stubbe - Star Tribune

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gigante del comercio electrónico Amazon enfrenta manifestaciones de trabajadores en varios países que aprovecharon el Prime Day –la jornada de promociones de la compañía que se celebra lunes y martes– para exigir respeto a sus derechos laborales.

En tanto, otra de las grandes compañías tecnológicas, Google, reconoció al portal de Bloomberg la salida de Meredith Whittaker, empleada que lideró en noviembre de 2018 una protesta masiva contra el trato discriminatorio y el acoso sexual que, según se denunció, ocurre en el interior de esa empresa.

En Europa y Estados Unidos, miles de empleados de Amazon organizaron protestas y paros para exigir mejores condiciones de trabajo.

El movimiento contó con el apoyo del Sindicato Internacional de Trabajadores de Alimentos y Comercio de Estados Unidos (UFCW, por sus siglas en inglés), que anunció su firme apoyo a la huelga de los trabajadores de los almacenes de Amazon en Minneapolis.

“Los trabajadores de Amazon están enviando un mensaje poderoso a Jeff Bezos este primer día: es hora de dejar de poner las ganancias por delante de las personas. Con el reciente movimiento, los trabajadores de Amazon se ven obligados a satisfacer demandas imposibles a velocidades cada vez más inseguras”, declaró Marc Perrone, presidente del UFCW

“Los estadunidenses ya han tenido suficiente con un sistema económico defectuoso que recompensa a los accionistas con miles de millones de dólares, mientras que los hombres y mujeres que trabajan arduamente reciben centavos de esas mismas compañías. Estamos orgullosos de estar con estos valientes trabajadores de Amazon en Prime Day mientras luchan por lo que es correcto”.

UFCW es el sindicato más grande del sector privado en los Estados Unidos, y representa a 1.3 millones de profesionales y sus familias en supermercados, empacado de carne, procesamiento de alimentos, tiendas minoristas y otras industrias.

También se registraron movilizaciones en Alemania, España y Reino Unido, donde el sindicato GMB ha denunciado condiciones de trabajo inhumanas.

“Los trabajadores de Amazon quieren que Jeff Bezos sepa que son personas, no robots. Es hora de que muestre empatía con las mismas personas que han ayudado a contribuir a su vasta y creciente fortuna personal”.

Denuncias en Google

Según Bloomberg, una vocera de Google confirmó la salida de Meredith Whittaker luego de que otro trabajador de Google tuiteó sobre su salida el lunes.

Hoy martes, Whittaker dio a conocer su postura en un comunicado publicado en Medium.

“Google, en la búsqueda convencional de ganancias trimestrales, está ganando un poder significativo y en gran medida sin control para impactar nuestro mundo (incluso en formas profundamente peligrosas, como acelerar la extracción de combustibles fósiles y el despliegue de tecnología de vigilancia)”, escribió.

“Cómo se usa este vasto poder, quién se beneficia y quién asume el riesgo, es una de las cuestiones sociales y políticas (y sí, técnicas) más urgentes de nuestro tiempo”, afirmó.

Mientras trabajaba en Google, Whittaker también se desempeñó en AI Now, una organización de ética afiliada a la Universidad de Nueva York que fue cofundadora. Ese grupo a menudo critica a las empresas y agencias gubernamentales por el uso de sistemas de IA, como el reconocimiento facial, para tareas de vigilancia.

Whittaker también cuestionó públicamente algunas decisiones de Google, entre ellas la designación de la dirigente conservadora Kay Coles James en un comité asesor de ética sobre uso de inteligencia artificial, que luego disolvió.

En abril, aproximadamente seis meses después de la gran huelga global de empleados de Google, Whittaker y otra activista, Claire Stapleton, dijeron que la compañía estaba tomando represalias contra ellas por su papel en esas actividades. Google negó la acusación.

Comentarios

Load More