En Italia, incautan un misil aire-aire a un grupo de extrema derecha

La operación se realizó en Turín. Foto: Tomada de /poliziadistato.it La operación se realizó en Turín. Foto: Tomada de /poliziadistato.it

ROMA (apro).- A tres meses de que el gobierno italiano aprobara una ley que otorga mayor permisividad en la tenencia y uso de armas en el país, la policía italiana secuestró esta semana un arsenal, que incluía un misil aire-aire en buen estado y otras armas de guerra, a un grupo de simpatizantes nazis y de extrema derecha, en un operativo que se llevó a cabo en el norte de Italia.

La incautación del arsenal se produjo tras una investigación empezada hace un año por la Fiscalía de Turín, en el noroeste de Italia, y por las unidades antiterrorismo de la Policía nacional, según informó esta última institución.

De acuerdo con la información proporcionada, las armas se encontraban en manos de un grupo de combatientes italianos de “ideología extremista”, que eran investigados por haber participado en el conflicto registrado en el este de Ucrania desde 2014 entre milicias prorrusas secesionistas y el Ejército oficial de Kiev.

Entre las armas secuestradas en Italia destaca, en particular, un misil, de fabricación francesa y actualmente usado por las fuerzas armadas de Catar, que fue encontrado y secuestrado en la provincia de Pavia, a un italiano que supuestamente lo quería poner en venta.

Además del misil, sin carga explosiva pero perfectamente operante si se lo volviese a armar, la policía también encontró nueve fusiles de asalto, una ametralladora, siete pistolas, tres rifles de cazador, veinte bayonetas, casi un millar de cartuchos y varias partes de otras armas, aseguró la policía, al añadir que el operativo llevó a la detención de tres personas.

“Escudos y carteles explícitamente inspirados en el régimen nazi fueron encontrados en la casa de una de las personas detenidas”, añadió la policía, al precisar que dos de los imputados son italianos mientras que el tercero es suizo.

Todos ellos, de acuerdo con la Fiscalía turinesa, estarían involucrados en una transacción de compraventa del misil, según precisó la policía, la cual también mostró fotografías del arsenal que estaba en manos del grupo de extrema derecha.

Los medios de comunicación italianos posteriormente revelaron que entre los detenidos está Fabio Del Bergiolo, un activista de extrema derecha y antiguo candidato en las elecciones generales de 2001 al puesto de senador para Forza Nuova, un opaco partido ultraconservador italiano que ya en el pasado se ha visto involucrado en otras actividades poco claras.

Por su parte, Del Bergiolo también habría ejercido como inspector de Aduanas en el pasado en Milán, lo que se sospecha le facilitó transportar el misil hasta Italia. No obstante, la policía no puntualizó de qué manera fue posible que el arma entrara al país.

Xenofobia y racismo

Según algunas escuchas telefónicas divulgadas, Del Bergiolo llegó a tildar a los migrantes de “monos” e “invasores de Europa”, y negoció la venta del misil con un traficante de armas a un funcionario de un otro país a través del conocido programa de mensajes instantáneos WhatsApp. Otras fuentes apuntaron, asimismo, que los investigados serían aficionados del equipo de fútbol italiano Juventus.

“Fue una incautación compleja, que conllevó el secuestro de un verdadero arsenal de guerra”, explicó el fiscal de Turin Giuseppe de Matteis. “Se trata de un secuestro con pocos precedentes, tanto por la importancia de las armas, como por su potencial violento”, explicó. “Tenemos algunas ideas sobre el uso que tenían planeado hacer de estas armas, pero no tenemos pruebas de ello”, añadió, al no descartar que también haya una investigación para establecer si se había planeado un ataque terrorista con esta arma.

Legítima defensa

La noticia se produce tras que en marzo el gobierno italiano aprobara una ley, impulsada por el partido de ultraderecha la Liga —que lidera Matteo Salvini—, sobre la llamada legítima defensa, una nueva norma que reduce responsabilidades penales en el uso de armas de fuego para quienes disparen contra presuntos delincuentes que entran en sus propiedades.

En concreto, la nueva legislación dispuso que la defensa es siempre “legítima”, según se lee en el artículo 1, y que no pueden ser castigados los agredidos que disparan estando en “un estado grave de agitación” por el robo en acto, según dictamina el artículo 2.

La norma, que hasta la fecha ha sido poco y nada aprobada por la justicia italiana, se produjo en momentos en los que las estadísticas afirman que los delitos han disminuido en Italia en los últimos años, con excepción de los feminicidios que han ido en aumento.

En concreto, según datos del centro de estadísticas de Italia (Istat), la tasa de asesinatos en Italia equivalió en 2017 a un valor de 0.59 homicidios cada 100 mil  habitantes.

Esta tendencia se ha mantenido en constante caída en las últimas tres décadas, puesto que en los años 90 la tasa de homicidios llegó a ser de 3.38 cada 100 mil habitantes.

Otro dato de relevancia es que una víctima de cada cinco es extranjera.

En el conjunto, han disminuido todos los delitos que se han registrado; fueron unos 2.2 millones en el primer semestre de 2018, un 9.5% menos que los meses anteriores.

En estas circunstancias la noticia del arsenal de guerra hallado en manos del grupo de extrema derecha, provocó una fuerte reacción de la oposición de centroizquierda de Italia. Por el contrario, Salvini, quien hoy también es ministro de Interior del país, mantuvo un perfil bajo y evitó comentar lo acontecido.

Comentarios

Load More