Caen taxista y narcomenudista por homicidio de abogado González Kúsulas

Conferencia de prensa de Ernestina Godoy para dar a conocer detalles de la muerte del abogado Pablo González. Foto: David Deolarte Conferencia de prensa de Ernestina Godoy para dar a conocer detalles de la muerte del abogado Pablo González. Foto: David Deolarte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) informó que detuvo a dos personas -ambos con antecedentes penales- por su presunta responsabilidad en el homicidio del abogado Pablo González Kúsulas, quien fue hallado muerto en la colonia Nápoles, presuntamente por ingesta de ciclopentolato.

El jefe general de la Policía de Investigación (PDI), Omar García Harfuch, explicó que la primera detención ocurrió el pasado domingo 14 en la alcaldía Álvaro Obregón. Se trata de un taxista a cuyo auto subió la víctima aún con vida alrededor de las 4:00 horas del pasado 22 de junio en la avenida Paseo de las Palmas.

Mediante revisión de videos de cámaras de seguridad, la autoridad hizo seguimiento al auto y detectó que a las 4:48 horas de ese día, el conductor bajó de la unidad y arrojó a la calle el cadáver del abogado de 28 años en la calle Georgia, casi esquina con Nebraska, en la colonia Nápoles.

De acuerdo con la investigación, el taxista se dedicaba a ofrecer transporte a personas que salían de bares de la zona de las Lomas, y al interior del vehículo les invitaba botellas de agua adulterada o alcohol con medicamentos que provocan sueño, situación que aprovechaba para robarles sus pertenencias.

La indagatoria arrojó que el detenido estuvo en prisión en 2002 y existen diversas averiguaciones previas en su contra. El sujeto fue ubicado mediante el seguimiento de cámaras de vigilancia.

Al momento de la detención, la policía encontró en el mismo vehículo mentanfetaminas, cocaína, mariguana y una báscula “gramera”, además de botellas de agua adulterada, frascos de gotas oftálmicas, dinero en efectivo, un teléfono celular y una tarjeta SIM.

Según el jefe de la PDI, la segunda detención ocurrió el pasado lunes 15 en la alcaldía Gustavo A. Madero. Se trata de un presunto narcomenudista que fue sorprendido usando la tarjeta bancaria de la víctima para realizar diversas compras. También pesan sobre él varias averiguaciones previas.

Al momento de su detención llevaba droga, dinero en efectivo, la tarjeta bancaria de la víctima y un teléfono celular.

“No fabricamos culpables”: Godoy

El subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Rodrigo de la Riva, informó que, en el anfiteatro del Ministerio Público de Miguel Hidalgo, los peritos no hallaron huellas de violencia en el cadáver del abogado.

Sin embargo, al realizarle los exámenes químico-toxicológicos hallaron en su sangre la sustancia ciclopentolato que, mezclada con alcohol o consumo en exceso puede ocasionar la muerte.

El funcionario agregó que testimonios recabados por la autoridad aportaron elementos de prueba para identificar a los ahora detenidos. Además, personal de investigación obtuvo identificaciones y números de teléfono, cuyo análisis de la “sábana de llamadas” ayudó a detener a los imputados.

La autoridad también solicitó información a instituciones bancarias para conocer el uso indebido de las tarjetas de la víctima. Reunidos todos esos elementos, la PGJ-CDMX solicitó a un juez otorgar la orden de aprehensión de las dos personas señaladas y ejecutó las detenciones. Ambos fueron presentados al Ministerio Público, quien determinará su situación jurídica.

Sin aceptar preguntas de la prensa, la procuradora Ernestina Godoy aseguró que la dependencia a su cargo “no fabrica culpables” y respeta los derechos humanos de las víctimas. Agregó que mantienen contacto con la defensa de los familiares del abogado Pablo González Kúsulas.
La víctima era recién de la maestría de Derecho de la Universidad de Berkeley, California. Era asociado senior de la firma Ritch, Mueller, Heather y Nicolau, S.C.

Comentarios

Load More