Brote de ébola en el Congo es una emergencia de salud pública de interés internacional: OMS

La OMS aclaró que la epidemia del virus sigue siendo un asunto regional, especialmente para los países vecinos del Congo, pero llamó a estar alertas Foto: Jerome Delay/AP La OMS aclaró que la epidemia del virus sigue siendo un asunto regional, especialmente para los países vecinos del Congo, pero llamó a estar alertas Foto: Jerome Delay/AP

GINEBRA, Suiza (apro). – La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la epidemia de ébola en República Democrática del Congo -que ha provocado mil 668 muertes- como una Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional (PHEIC en inglés).

Así lo dio a conocer Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, luego de que el Comité de Emergencia se reunió a analizar la situación debido al caso que se presentó en Goma, una de las ciudades más pobladas del Congo, lo que provocó alarmas por posible propagación hacia Ruanda.

La OMS aclaró que la epidemia del virus sigue siendo un asunto regional, especialmente para los países vecinos del Congo.

“El temor de que se propague en la región es muy alto y de que se propague a otras partes del mundo es bajo”, dijo Tedros.

Tedros aclaró que no se aconseja “de ninguna manera” cerrar las fronteras con países vecinos, pues tendría un gran impacto económico en el país afectado.

“Ahora es el momento de mostrar solidaridad con el pueblo de la República Democrática del Congo”, urgió.

Para declarar una Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional, los expertos del Comité de Emergencia, tras un análisis profundo, deben coincidir en que la situación es “grave, repentina, inhabitual o inesperada”, con “repercusiones para la salud pública más allá de las fronteras nacionales del Estado afectado”, lo que “puede exigir una acción internacional inmediata”, según los criterios del reglamento sanitario internacional.

El 14 de junio la respuesta de dicho Comité había sido “no”, a pesar de que el brote se propagó a Uganda en donde al parecer el brote está contenido, pero el caso en Goma, es lo que cambió el panorama de manera radical debido a que en la ciudad viven unos 2 millones de personas y su frontera con Ruanda.

Además, Goma, capital de la provincia de Kivu del Norte, tiene un aeropuerto de donde salen vuelos a Kinshasa, Entebbe-Kampala y Adis Abeba, así como un puerto de tránsito a la vecina provincia de Kivu-Sur.

Es por ello que este primer caso representó un punto de inflexión en la trayectoria de la epidemia.

El caso registrado en Goma se trata de un pastor evangelista que murió el día de ayer y llegó a dicha ciudad tras una misión evangelizadora en Butembo. Allí impuso sus manos a los enfermos y luego viajó en autobús con 18 pasajeros a Goma, estos últimos ya fueron vacunados, informó el Ministerio de Sanidad del Congo.

La epidemia en el este de ese país africano es la segunda más importante en la historia de la enfermedad, luego de la que mató a unas 11 mil personas en África occidental (Guinea, Liberia, Sierra Leona) en 2013-2014.

Una enfermedad letal

Según explica la OMS, la enfermedad por el virus del ébola es una enfermedad grave, a menudo mortal en el ser humano. El virus se detectó por vez primera en 1976 en dos brotes simultáneos ocurridos en Nzara (hoy Sudán del Sur) y Yambuku (República Democrática del Congo). La aldea en que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ébola, que da nombre al virus.

Se considera que los huéspedes naturales del virus son los murciélagos frugívoros de la familia Pteropodidae. El virus del ébola se introduce en la población humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados, de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva.

Posteriormente, el virus se propaga en la comunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo (a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel) con órganos, sangre, secreciones, semen u otros líquidos corporales de personas infectadas, o por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos.

Los pacientes son contagiosos mientras el virus esté presente en la sangre y las ceremonias de inhumación que implican contacto directo con el cadáver también pueden contribuir a la transmisión del ébola.

El periodo de incubación del virus (intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días.

Las personas no son contagiosas hasta que aparecen los síntomas que se caracterizan por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y de garganta, lo cual va seguido de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas. Los resultados de laboratorio muestran disminución del número de leucocitos y plaquetas, así como elevación de las enzimas hepáticas.

Vacunas experimentales contra el ébola

En el último año más de 130 mil personas fueron vacunadas en el este de la RDC con una vacuna experimental fabricada por Merck que ha demostrado ser muy eficaz.

Sin embargo, las autoridades congolesas detuvieron la vacunación “para no confundir a la población” a pesar de que persiste la propagación del virus debido a la desconfianza de la gente en la respuesta médica y los ataques armados contra personal de salud.

El gobierno de la RDC no descartó el uso de estas vacunas en el futuro, “una vez que se pruebe su eficacia”, incluyendo otra vacuna experimental fabricada por Johnson & Johnson para solucionar una posible falta de suministros.

Es probable que la declaración de emergencia mundial del día de hoy, presione al ministerio de salud de la RDC para que vacune a la población con estas vacunas, incluso si son experimentales, con el fin de frenar un brote que ha infectado al menos a 2,500 personas, cifra que a los ojos de la OMS puede ser “mucho mayor”.

Comentarios

Load More