Gobierno trasladaría a migrantes retornados de EU de Tamaulipas a NL

Instituto Nacional de Migración. Foto: Especial Instituto Nacional de Migración. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno federal analiza derivar a los solicitantes de asilo extranjeros que las autoridades estadunidenses devuelven a Tamaulipas en el marco de su programa “Quédate en México” hacia el municipio fronterizo de Colombia, en Nuevo León, donde la Secretaría de Marina (Semar) opera una estación naval.

Lo anterior, según Maximiliano Reyes Zúñiga de la cancillería, subsecretario para América Latina y el Caribe, se llevaría a cabo con el objetivo de no dejar a los solicitantes de asilo devueltos a la merced de las bandas del crimen organizado que operan en Tamaulipas y que lucran con la extorsión y el secuestro de las personas migrantes.

“Como estamos apretando fuertemente a los traficantes de personas, pues evidentemente ellos reaccionan con mucho mayor violencia”, sostuvo el funcionario, al añadir que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador “está ocupado en trasladarlos a los lugares más seguros posibles”.

Como muestra del combate al tráfico de personas, informó que, en la madrugada de este miércoles 17, las autoridades detuvieron un tractocamión en la carretera de Monterrey a Reynosa, con 112 migrantes a bordo, entre los cuales 34 menores de edad.

Reyes insistió en que el gobierno federal “está asumiendo prácticamente la totalidad” de los costos y de la atención a la política migratoria, que se endureció significativamente a raíz del acuerdo pactado con la administración de Trump el pasado 7 de junio en Washington.

En ese acuerdo, el gobierno federal se comprometió a reducir “significativamente” y en 45 días el número de personas que lleguen a pedir asilo a Estados Unidos, y para ello desplegó a 10 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur de México.

Estas medidas, sumadas a la extensión del programa “Quédate en México” por parte de Washington, detonaron un incremento brutal del número de detenciones de personas migrantes, y obligaron a decenas de miles de personas centroamericanas a pedir asilo o a permanecer en México.

En consecuencia, el gobierno federal desbloqueó 60 millones de pesos para “rehabilitar” algunos centros de detención migratoria, como el Siglo XXI, de Tapachula, y los de Tenosique y Acayucan ubicados en Tabasco y Veracruz, respectivamente, según informó el subsecretario Reyes.

Además, para dichos centros de detención el gobierno federal contará con “esfuerzos y donativos” de algunos grupos empresariales, como la Fundación Televisa, Grupo Coppel, de los hermanos sinaloenses Enrique y Agustín Coppel Luken, y Grupo Topaz, del regiomontano Dionisio Garza Sada.

Comentarios

Load More