El Papa designa a Matteo Bruni nuevo portavoz del Vaticano

El Papa y Matteo Bruni, nuevo vocero del Vaticano. Foto: AP / Alessandra Tarantino El Papa y Matteo Bruni, nuevo vocero del Vaticano. Foto: AP / Alessandra Tarantino

ROMA (apro).- El Papa nombró este jueves como nuevo portavoz vaticano a Matteo Bruni, quien trabajó para la influyente asociación progresista de Sant’Egidio, conocida por sus tareas de mediación en conflictos armados, tanto que ha llegado a ser tildada de órgano de la diplomacia paralela de la Iglesia.

El nombramiento de Bruni, casado y con una hija, constituye un giro radical para la vocería vaticana, tras la repentina salida a comienzos de este año del estadunidense Greg Burke y la española Paloma García Ovejero, vinculados a los sectores más conservadores de la Iglesia, y que abandonaron sus cargos de director y vicedirectora de la Oficina de Prensa de la Santa Sede a raíz de desavenencias con el nuevo equipo de comunicación del Vaticano.

Bruni, un laico de 42 años que nació en la ciudad británica de Winchester de padre italiano y madre australiana, tiene además una amplia experiencia en las labores de la oficina de prensa de la Santa Sede. Fue llamado a integrar ese equipo en 2009 por el entonces vocero vaticano, el jesuita Federico Lombardi, y desde entonces ha trabajado codo a codo con los directores que se han ido sucediendo en las tareas más operativas, entre ellas la de coordinador de la sección de credenciales y encargado de la logística de los periodistas que acompaña al Papa en sus viajes en Italia y en el mundo.

Además, Bruni, quien está licenciado en Lenguas y Literaturas Extranjeras por la Universidad La Sapienza de Roma, también asumió en 2016 el cargo de coordinador de la prensa en diversos eventos multitudinarios del llamado Año de la Misericordia, que se llevó a cabo en el año 2018. Algo que también ha sido posible gracias a su conocimiento de los idiomas, puesto que Bruni puede comunicarse en inglés, español y francés, y posee una especialización en ruso y serbio-croata.

Con la asociación Sant’Egidio, su vinculación más llamativa, se ha también desempeñado en actividades de carácter humanitario, de apoyo a los ancianos y a los migrantes, de los que la conocida organización católica ha sido en los últimos años una de las instituciones más activas en su defensa. Ejemplo han sido los llamados corredores humanitarios, creados por dicho colectivo para permitir a solicitantes de asilo atrapados en terceros países llegar legalmente y de una manera segura a Europa.

El cuarto portavoz

De esta manera, Bruni, quien asumirá su cargo el próximo 22 de julio, se convierte en el cuarto portavoz papal desde que Francisco asumió como jefe de la Iglesia católica en 2013, tras el jesuita Lombardi (2013-2016), el estadunidense del Opus Dei Burke (2016-2018) y el italiano Alessandro Gisotti, quien ejerció como portavoz hasta la fecha.

Este último, quien ejerció como portavoz interino a causa de la inesperada doble renuncia de Ovejero y Burke, deja su cargo, oficialmente para pasar más tiempo con su familia, según comunicó él mismo en una breve declaración hecha este jueves. “Le doy las gracias al Papa por haber podido ser su vocero en un periodo tan intenso de su pontificado”, dijo Gisotti quien —junto con el también italiano Sergio Centofanti— fue elegido como vicedirector editorial del Vaticano, bajo la gestión del director Andrea Tornielli.

“La sala de prensa no es una estructura grande, pero es compleja, con una variedad de funciones articuladas y no todas inmediatamente evidentes, ni siquiera para quien la frecuenta con asiduidad. Creo que conocerla desde dentro pueda ser útil para una realización más profunda de la reforma del propio dicasterio”, comentó Bruni, en una de sus primeras intervenciones como portavoz.

“Es evidentemente una decisión que le da valor a los recursos internos (del Vaticano)”, añadió el nuevo portavoz, quien ya conoce a muchos de los periodistas que forman parte de la prensa acreditada ante la Santa Sede.

“El pontificado del papa Francisco se cuenta a través de sus gestos, de sus palabras, de sus elecciones, pero a veces se entiende mejor el significado histórico de algunos eventos con una perspectiva más amplia”, opinó, en esta misma línea.

El nuevo equipo, casi al completo

El nombramiento de Bruni fue saludado positivamente por el prefecto del Dicasterio para la Comunicación, Paolo Ruffini, quien en los últimos tiempos reformó a la oficina de prensa y elaboró nuevas reglas para su funcionamiento.

“Bruni conoce perfectamente esta máquina y en estos años se ha ganado la estima por sus capacidades humanas y profesionales”, comunicó Ruffini, al presentar el nombramiento.

“Estoy seguro que Bruni sabrá guiar con sabiduría, clarividencia y espíritu de equipo, contribuyendo a su estructura definitiva para dar el mejor servicio posible para una correcta información”, agregó Ruffini, al añadir que a la brevedad también se conocerá el nombre de su vicedirector.

Con ese último paso, se completará finalmente el nuevo organigrama de la oficina de prensa vaticana, que ya está integrada por Thaddeus M. Jones, quien trabaja en la comunicación, y de los asistentes para el idioma francés, Bernadette Reís, y para el idioma español, el peruano Raúl Cabrera Pérez, así como Romilda Ferrauto como consultora veterana.

De igual manera, quedan confirmados en sus puestos, además de Tornielli y Ruffini, también el argentino Lucio Ruiz, que es secretario del Dicasterio de la Comunicación del Vaticano, y la también argentina Silvina Pérez, quien continuará coordinando la edición semanal en español del diario vaticano L’Osservatore Romano.

 

Comentarios

Load More