“No fue la mejor decisión”, se excusa Del Mazo tras aceptar que sí tuvo una cuenta en Andorra

Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México. Foto: Benjamín Flores Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México. Foto: Benjamín Flores

MADRID (apro).- El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, finalmente reconoció que abrió en 2012 una cuenta con 1.5 millones de euros en la Banca Privada de Andorra, país que entonces se consideraba un paraíso fiscal y gozaba del blindaje del secreto bancario.

“No fue la mejor decisión”, reconoció el político mexiquense en entrevista con el diario El País, que la víspera publicó su investigación sobre la referida cuenta.

Antes de este reconocimiento, Del Mazo emitió una nota oficial en la que negaba haber tenido dicha cuenta y ocultado la cuenta millonaria en Andorra.

Del Mazo, primo del expresidente Enrique Peña Nieto, aclaró que en este momento no tiene fondos en el principado pirenaico.

“Durante la última parte de mi administración como presidente municipal de Huixquilucan, Estado de México, decidí explorar opciones que me permitieran emprender en alguna actividad empresarial no relacionada con mi actividad pública”, aseguraba Del Mazo en la nota oficial.

“En ese momento, exploré la posibilidad de participar en sociedad con una empresa que se dedica a la operación de estacionamientos públicos. Para llevarla a cabo, en su momento, se decidió la apertura de la cuenta en el BPA. Reconozco que no fue la mejor decisión abrirla en este lugar”, señaló.

Y continuó diciendo que “con el inicio de la nueva administración federal en México en 2012 (presidida por Peña Nieto), fui invitado a formar parte de la misma, razón por la cual, finalmente, decidió ya no participar en el proyecto empresarial”.

El acta interna de BPA publicada menciona que, siendo alcalde, Del Mazo poseía el 10% de las acciones de la sociedad Pumasa S.A de C.V., participación que consiguió por “cesión” de uno de los accionistas, el contratista Daniel Madariaga, su “amigo y socio”.

Sin embargo, el diario español precisa que ni Del Mazo ni Madariaga aparecían como accionistas de Pumasa, pero sí un hermano de este último.

Y al hacer su declaración de bienes en 2017, Del Mazo ocultó la existencia de la cuenta en BPA.

El motivo que el político esgrimió en ese formulario es que era un empresario mexicano que optaba por ese banco para diversificar su patrimonio y por “la seguridad personal y familiar”.

El diario español identifica que la cuenta que abrió Del Mazo es la 1200552426, y proporcionó al banco una dirección en Huixquilucan, un teléfono mexicano y una cuenta de correo electrónico de Gmail.

Asimismo, destaca que la juez Canòlic Mngorance, que investigó la mayoría de los casos relacionados con la intervención del BPA, a partir de 2015, expresó en diversas ocasiones sus quejas por el silencio del gobierno de México a las comisiones rogatorias que envió a México y el “carpetazo” que se les dio a esos casos para liberar el dinero embargado a distintos dirigentes del PRI.

Comentarios

Load More