La UNAM es de las mejores universidades del mundo, dice AMLO al defender el pase automático

El presidente elogió a la UNAM durante su conferencia matutina. Foto: Eduardo Miranda El presidente elogió a la UNAM durante su conferencia matutina. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es la que tiene el mayor número de alumnos pobres en el país, lo que la ubica como el centro de estudios que combina acceso universal y calidad en la enseñanza.

En su rueda de prensa matutina el mandatario soltó:

“En caso de la UNAM, de los movimientos. Durante el periodo neoliberal se condenó a quienes se oponían al cobro de cuotas y que defendían el pase automático… A ver, vamos a analizar este asunto. Por estos movimientos, hoy la UNAM es de las universidades que tiene más alumnos pobres estudiando; y lo atribuyo al pase automático, a que, si estás en el CCH (Colegio de Ciencias y Humanidades) o en las prepas (Escuela Nacional Preparatoria) tienes pase automático, muchachos de colonias populares, que de otra manera sería muy difícil”.

De acuerdo con el tabasqueño, “por el pase automático, en la UNAM como el 60 por ciento de todos los estudiantes, alrededor de 300 mil, son de familias de escasos recursos y en el resto de las universidades no es así”.

López Obrador matizó que “pero voy también a destacar algo. La UNAM es de las mejores universidades del mundo, se combinan las dos cosas, el acceso a todos y la calidad de la enseñanza”.

El presidente aseguró que hubo una época en que la Máxima Casa de Estudios fue desprestigiada por “el conservadurismo” al grado de que por eso el gobierno se llenó, entre otros motivos, de profesionales de otras escuelas, porque hubo toda una embestida en contra de la educación pública.

“Pero ya cambió, sonó la campana y ya no es lo mismo”, advirtió.

Y adelantó que “esa política, claro que no la vamos a seguir, eso no va continuar. Sí nos importa la calidad, pero nos importa también la cobertura, el acceso, el que la educación sea un derecho, no un privilegio”.

“Yo soy de la idea de que es preferible tener a todos en la escuela que tenerlos en la calle, pero desde los organismos financieros internacionales dieron la orden con las llamadas reformas estructurales que lo fundamental era la calidad de la enseñanza, la excelencia, y eso lo usaron de excusa para no invertir en la educación pública”, aclaró el mandatario.

 

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More