Narcomantas apuntan que asesinos de Miroslava son los “generadores de violencia” en Sonora

"Invasión" de narcomantas en Sonora. Foto: Especial "Invasión" de narcomantas en Sonora. Foto: Especial

HERMOSILLO, Son. (apro).- Al menos una media decena de narcomantas fueron colocadas en los municipios con mayor número de homicidios en Sonora: Cajeme, Hermosillo, Guaymas y Empalme.

Esta narcolabor colectiva fue realizada durante los primeros minutos de este viernes y tiene como principales remitentes al secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; y a la gobernadora Claudia Artemiza Pavlovich Arellano.

En el mensaje se lee que el asesinato de la periodista chihuahuense, Miroslava Breach, se dio por obra de la extensión territorial que pretende la banda delincuencial “Los Salazar”, que opera en el sur del estado, desde Navojoa hasta los límites sierreños con Chihuahua.

La comunicadora fue asesinada la mañana del 23 de marzo de 2017, mientras esperaba a su hijo en el automóvil para llevarlo a la escuela.


Breach había documentado que “Los Salazar” eran los responsables de la violencia en la serranía de Chihuahua y de colocar a placer a los candidatos priistas en la elección de 2016.

Casi dos años después de la ejecución de la periodista, el 10 de febrero anterior, fue detenido Edgar Salazar, sobrino de “Don Adán” e hijo de “Krispín”, a quien se le imputó la autoría intelectual del atentado contra Breach.

De regreso a la narcomanta, a esta célula criminal le achacan la estrategia de ejecutar policías, contrabandear en territorio sonorense la cocaína que se consume en Estados Unidos, así como de los asesinatos en Cajeme.

Los desconocidos autores de las lonas acusatorias endilgan la violencia generada en Sonora y Chihuahua a los tres líderes visibles de “Los Salazar”: “Don Adán”, “Alfredo” y a “Krispín”.

La casi media decena de narcomantas muestran el mismo mensaje: “Señora gobernadora, Claudia Pavlovich y a usted secretario de seguridad, Alfonso Durazo, quienes están ordenando las ejecuciones en Cajeme, así como matar a los policías de Guaymas son don Adán, Alfredo y Crispín Salazar, encargados de mover la cocaína de México a los Estados Unidos”.

Luego puntualiza: “Son los generadores de la violencia en Chihuahua en contra de funcionarios y policías, también giraron instrucciones a sus sicarios para asesinar a la periodista Miroslava Breach en ese estado”.

Elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública fueron los encargados de retirar las narcomantas durante la medianoche de jueves y madrugada de este viernes.

A la banda de “Los Salazar” también se le imputa la desaparición forzada del periodista sonorense Alfredo Jiménez Mota, quien en 2005 investigaba para el periódico El Imparcial, los nexos de esta banda criminal con la familia Beltrán Leyva (entonces, socios de El Chapo) y políticos priistas del sur de la entidad.

Y más recientemente, se les atribuye a “Los Salazar” la batalla campal librada en Rosario Tesopaco, cuando los pobladores de este municipio sierreño sonorense despertó con el rugir de las metrallas.

“Invasión” de narcomantas en Sonora. Foto: Especial

Informes periodísticos de la región relatan que el pasado 21 de junio un convoy fuertemente armado sostuvo enfrentamientos con grupos opositores y realizó un sinnúmero detonaciones durante las primeras horas de aquel viernes.

Los pobladores de esta comunidad sureña denunciaron en redes sociales que la refriega se postergó por más de una hora en este municipio.

De esa intensa refriega solo quedaron los automóviles que fueron blanco de las ráfagas de las metralletas y un cuerpo policiaco incapaz de hacerles frente.

Y de manera inverosímil, la fiscalía sonorense aseguró que no se encontraron cadáveres en la zona del enfrentamiento.

Comentarios

Load More