Lime no pagará contraprestación a Semovi para operar monopatines en la CDMX

Monopatines eléctricos de la empresa Lime. Foto: Tomada de Twitter @limebike Monopatines eléctricos de la empresa Lime. Foto: Tomada de Twitter @limebike

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la falta de condiciones y certeza jurídica, la empresa de monopatines eléctricos Lime advirtió que no pagará la contraprestación requerida por la Secretaria de Movilidad (Semovi) para obtener su permiso anual de operación.

En un comunicado, la compañía denunció que el mecanismo de subasta implementado por la dependencia genera distorsiones en el mercado al anteponer el factor monetario sobre el desarrollo de alternativas sustentables, pues gana quien puede pagar más y no quien ofrece el mejor servicio.

“La subasta fijada como mecanismo de asignación no está sustentada en legislación alguna, y la distribución de unidades a través de un algoritmo no ha sido probada ni validada por alguna instancia independiente a la administración que llevó el proceso”, sentenció Julia Ortiz, directora de Relaciones con Gobierno, de Lime México.

Precisó que los montos señalados como piso sin tope reflejan una inconsistencia con los principios de legalidad, equidad y proporcionalidad previstos en el artículo 31 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Lime también señaló que la falta de certeza jurídica ha sido una constante en el proceso, desde que la Semovi emitió los primeros lineamientos de operación para los Sistemas de Transporte Individual Sustentable (SiTIS), y hasta el pasado 11 de junio, cuando dio los resultados del mismo.

Además, agregó, al redefinir constantemente las reglas de operación, la Semovi pone en duda el futuro de la micromovilidad en la Ciudad de México, pues no garantiza cumplir con sus propios lineamientos. Y acusó a la dependencia de no ejercer sus facultades de supervisión, verificación y sanción ante la notoria violación de los lineamientos por parte de algunos operadores.

Por último, la empresa argumentó que “en ningún otro país, de los más de 20 en los que Lime tiene operaciones, se utilizan mecanismos de esta índole para asignar patines”.

Todas estas razones fueron externadas públicamente desde el inicio del proceso a la autoridad correspondiente –en más de 10 cartas–, pero al no obtener respuesta ha determinado no pagar la contraprestación requerida, indicó.

La empresa de monopatines recordó que, a principios de 2019, según datos del sector, había cerca de 11 mil unidades de distintas empresas desplegadas en la ciudad, que realizaban más de 20 mil viajes al día, “resolviendo así una clara necesidad de movilidad entre los capitalinos”.

Sin embargo, después de las medidas tomadas por la Semovi se perdió cerca del 63% de operatividad de SiTIS y con ello se detuvo una importante tendencia de crecimiento.

Ana Daniela Portillo, directora general de Lime México, apuntó que en mayo pasado 67% de los residentes en distintas zonas de la capital estaban de acuerdo con la operación de los patines eléctricos; 39% porque son prácticos, rápidos y fáciles de utilizar, y 28% porque son una buena opción de movilidad, de acuerdo con una encuesta realizada por Parametría.

Tanto en la Ciudad de México como en las principales capitales del mundo, destacó, ha quedado demostrado que los patines eléctricos agilizan la movilidad urbana de manera sustentable, eficiente y respetuosa con el medio ambiente, y son una solución.

Lo anterior, con base en el uso y análisis de data que ha sido compartido de manera responsable y transparente con las autoridades respectivas.

Pese a la medida, la empresa de movilidad reiteró su interés por continuar operando en el país, por lo que conminó a las autoridades a desbloquear la Ciudad de México bajo esta premisa.

“Esperaremos la resolución del proceso judicial en curso y seguiremos apostando por cambiar el paradigma de movilidad que hasta ahora privilegia al uso del automóvil”, concluyó Portillo.

Comentarios

Load More