AMLO se compromete a garantizar el abasto de medicinas y a rehabilitar hospitales

El presidente Andrés Manuel López Obrador en San Luis Potosí. Foto: lopezobrador.org.mx El presidente Andrés Manuel López Obrador en San Luis Potosí. Foto: lopezobrador.org.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió este viernes a garantizar el abasto de medicinas y de personal médico, y rehabilitar hospitales, clínicas y centros de salud que quedaron inconclusos en las administraciones anteriores.

Desde Cerritos, San Luis Potosí, donde lo recibieron con un pastel de panqués, en el que plasmaron su imagen caricaturizada, el mandatario informó que el gobierno ya tiene coordinadores que estarán a cargo de velar por la atención médica a los pacientes, garantizar el abasto de medicamentos, cuidar los recursos humanos, proveer los equipos médicos, así como dar mantenimiento y terminar los hospitales y centros de salud que quedaron inconclusos.

“No es para consolarlos, pero hay 300 hospitales inconclusos en todo el país. Nos dejaron un tiradero de obras inconclusas y vamos a terminarlas, aunque también vamos a seleccionar cuáles, porque se hicieron muchas, se iniciaron muchas, no porque hicieran falta, sino por el negocio, por la corrupción, por el contratismo y el moche a los funcionarios, sin planeación.

“Entonces, no es que todas las (obras) que están abandonadas, en construcción, las vayamos a terminar, porque le vamos a meter ahí dinero bueno al malo, tenemos que cuidar el presupuesto”, subrayó.

Las que no se puedan salvar, agregó, van a quedar en el cementerio de la corrupción. “Ahí se van a quedar, porque no vamos a seguir derrochando el presupuesto. Tenemos que ser muy eficientes, tenemos que tener muy buena planeación en todo lo que hagamos”.

López Obrador también se comprometió a regularizar la situación de los trabajadores del sector salud, pues –dijo– hay muchos que están contratados por honorarios, son eventuales.

El Ejecutivo mencionó que por lo menos tienen registrados 80 mil empleados, algunos de los cuales llevan hasta 20 años en esa condición. “Eso lo vamos a resolver”, enfatizó.

Sin embargo, aclaró que no podía comprometerse a hacerlo de la noche a la mañana, pero antes de que termine su gobierno, recalcó, todos los trabajadores eventuales quedarán regularizados. “Va a ser un proceso, vamos a empezar con los que tienen más antigüedad, comportamiento y capacidad de recursos. Y ahí vamos a ir poco a poco avanzando, hasta que todos tengan su base”, reiteró.

Ese es el plan para enderezar el sistema de salud en el país, que opere con eficiencia. “Y como decía Juárez, nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho.

Y lanzó: “Ahora, que hay resistencias al cambio y que quieren, por ejemplo, algunos líderes, que se siga entregando el dinero como era antes para que ellos sigan teniendo sus camionetas último modelo, sus sombreros texanos, sus cintos piteados, ya los conocen ¿verdad? líderes nylon, quieren que se les siga entregando, y si no, va a haber movimiento”.

Antes de concluir, el presidente recordó al doctor Salvador Nava y la lucha que en diferentes momentos y circunstancias emprendieron para que se le reconociera su triunfo electoral.

“No le respetaron a él su triunfo, pero no fue el gobernador que querían imponer, tuvieron que optar por otro (…) En un tramo de la marcha en 1991 me acompañó el doctor Nava, a quien admiro mucho y supe que aquí en Cerrito lo querían bastante, siempre lo apoyaban aquí en Cerritos. Por eso me da mucho gusto estar aquí, con un pueblo que siempre ha luchado por la justicia y por la democracia”.

Comentarios

Load More