WeTransfer: de enviar archivos pesados… a quitar deudas impagables

El programa de origen holandés que ayuda a enviar documentos grandes por medio de la nube. Imagen: @WeTransfer El programa de origen holandés que ayuda a enviar documentos grandes por medio de la nube. Imagen: @WeTransfer

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Cualquiera diría que WeTransfer, la plataforma holandesa para compartir archivos digitales, está intentando curarse en salud, literalmente.

Como ocurre con las más conocidas firmas de tecnología, WeTransfer sólo suele aparecer en las noticias cuando ocurren problemas relacionados con la privacidad. Para no ir tan lejos, hace poco reportó que los días 16 y 17 de junio sufrió un ataque informático que pudo comprometer los envíos de más de 200 mil usuarios y hacer que llegaran a manos equivocadas. En otras ocasiones, cibercriminales han usado su nombre en correos falsos de phishing cuyo objetivo es robar contraseñas y otros datos.

Pero, esta vez, WeTransfer ha querido que su nombre esté vinculado con otra iniciativa que va más allá del envío de carpetas de más de uno o más gigas de peso por correo electrónico, función con la que están familiarizados sus clientes.

El servicio fundado en 2009 por los emprendedores Bas Beerens y Ronald Hans (conocido por su blog Nalden) con sede en Amsterdam se propuso ahora brindar un servicio a la comunidad de Los Ángeles, California, contribuyendo a que se “perdonen” las deudas médicas de pacientes de esa ciudad agobiados por la falta de capacidad financiera para solventarlas.

En un comunicado dado a conocer el jueves, WeTransfer anunció su alianza con otra empresa digital, Headspace, desarrolladora de una plataforma que brinda sesiones de meditación guiada para mejorar la salud espiritual, con el fin de que se perdonen casi 300 millones de dólares de adeudos por concepto de atención médica.

Para este fin se asociaron con otra singular ONG llamada RIP Medical Debt, una iniciativa fundada por Craig Antico y Jerry Ashton, dos excobradores de deudas que, conmovidos por el movimiento Occupy Wall Street de 2011, idearon una forma de dedicarse a lo contrario: perdonar deudas, en lugar de cobrarlas.


Su método se asemeja al que utilizan los bancos, que cuando ya no pueden cobrar un conjunto de deudas las venden a un despacho de abogados, que hará todo lo posible para que el deudor liquide aunque sea una mínima cantidad. Aunque, en este caso, sin hostigamiento de por medio.

En el comunicado,WeTransfer asegura que ésta es una forma concreta de ayudar a la gente en una ciudad que se ha encarecido notablemente gracias a la presencia de las empresas tecnológicas. Y es que no todo el mundo puede ahora pagar las exorbitantes rentas que se cobran a los empleados de las firmas tech, a sabiendas de los altos salarios que perciben.

El 60% de las bancarrotas personales en Los Angeles están relacionadas con gastos en salud, típico de un país como Estados Unidos en los que no existe la seguridad social que brindan naciones como Holanda, y en el que miles de personas hipotecan viviendas –que al final pierden– por gastos en salud que nunca se saldan.

“Elegimos enfrentarnos a la deuda médica porque es una manera impactante de hacer una diferencia real para los residentes que están luchando para pagar sus cuentas”, dijo Damian Bradfield, presidente y director de cobros, según el boletín.

De acuerdo con una nota de la revista Fast Company, gracias a la estrategia de RIP Medical Debt, que financia sus programas con donaciones altruistas, WeTransfer no tendrá que desembolsar los 30 millones de dólares. Por medio de acciones combinadas con Headspace y otras organizaciones aliadas para la recompra de deuda a precios bajos, al final sólo tendría que erogar unos 300 mil dólares y se beneficiaría a unas 16 mil personas, seleccionadas bajo criterios rigurosos.

Tanto ellas como We Transfer, de esa forma, se quitarían un peso de encima. Uno que no se mide en gigas.

Comentarios

Load More