Tras reunión con Pompeo, en SRE descartan negociación de Tercer País Seguro

Marcelo Ebrard y Mike Pompeo se reunieron este domingo para abordar temas como migración, aranceles, seguridad y hasta del "Chapo" Guzmán Foto: SRE Marcelo Ebrard y Mike Pompeo se reunieron este domingo para abordar temas como migración, aranceles, seguridad y hasta del "Chapo" Guzmán Foto: SRE

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El canciller, Marcelo Ebrard, dijo hoy a Mike Pompeo, secretario de Estado estadunidense, que “en virtud de los avances” del gobierno mexicano en impedir la llegada de solicitantes de asilo a Estados Unidos, “no considera necesario iniciar ningún tipo de negociación con respecto a un eventual acuerdo de Tercer País Seguro”.

Ebrard también indicó que la política de contención migratoria que él encabeza -y con la que el gobierno mexicano deportó a un número inédito de cerca de 22 mil personas en junio- “continuará durante los próximos 45 días”.

De acuerdo con un comunicado que emitió la Cancillería después de una reunión a puerta cerrada entre Ebrard y Pompeo, el enviado del presidente estadunidense Donald Trump “reconoció los significativos avances de los operativos mexicanos, en cumplimiento con el acuerdo entre ambos países alcanzado el 7 de junio en Washington”.

En dicho acuerdo -pactado bajo la amenaza de Trump de imponer un arancel a los productos mexicanos-, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se comprometió en reducir “significativamente” y en 45 días el número de personas centroamericanas que lleguen a Estados Unidos para pedir asilo.

El plazo de 45 días vencerá mañana -lunes 22 de julio-; ese día, Trump determinará “a su discreción” si el gobierno mexicano hizo un trabajo suficiente, de lo contrario, el acuerdo establece que ambos países negociarían para convertir México en Tercer País Seguro.

El boletín que envió la Cancillería no precisa si Pompeo informó sobre la decisión del magnate.

Con el afán de cumplir con las expectativas de Trump, Ebrard encabezó una estrategia de contención migratoria de gran amplitud, basada en el despliegue de la Guardia Nacional en las frontera norte y sur, en la multiplicación de redadas y operativos, y en amenazas a empresario a hoteleros y transportistas para que no presten sus servicios a migrantes indocumentados.

Como resultado, las autoridades detuvieron a cerca de 30 mil personas en junio, y deportaron a un promedio de 730 personas por día durante ese mes.

Además, el gobierno mexicano aceptó que Trump extienda su programa conocido como “Quédate en México”, y durante el mismo mes de junio las autoridades estadunidenses retornaron más de 8 mil solicitantes de asilo de este lado de la frontera, para que aguarden hasta que juez de migración determine si les otorga o no protección internacional.

Durante la reunión con Pompeo, Ebrard también subrayó su preocupación ante los aranceles que Trump impuso al tomate mexicano, “puesto que estas medidas afectan negativamente a más de un millón de empleos en México”.

Asimismo, según la Cancillería, ambos funcionarios acordaron crear un grupo binacional para recuperar los bienes y activos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien hace unos días fue sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos. También el gobierno mexicano urgió desplegar un operativo en puntos fronterizos de ambos países para combatir el tráfico de armas.

Comentarios

Load More