Guardia Nacional seguirá desplegada en frontera sur, reitera Ebrard

En un informe rendido en la conferencia mañanera, el canciller dijo que los elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur se quedarán ahí Foto: Octavio Gómez En un informe rendido en la conferencia mañanera, el canciller dijo que los elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur se quedarán ahí Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, reiteró hoy que el gobierno mexicano mantendrá el despliegue en la frontera sur de la Guardia Nacional, así como otras medidas de contención implementadas, aunque para ello, adelantó, esta semana presentará un plan para mejorar las estaciones fronterizas.

El canciller rindió un informe en la conferencia mañanera de este lunes del encuentro celebrado ayer con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, tras cumplirse 45 días de los acuerdos alcanzados con ese país, cuando la amenaza arancelaria del mandatario estadunidense se frenó, a cambio de que México contribuyera a detener las migraciones.

Ebrard Casaubón fue reiterativo en exponer todas las medidas de contención migratoria como acciones apegadas a las leyes mexicanas e, inclusive, aseguró que en el pasado las disposiciones legales no se aplicaban y, prácticamente, no había frontera sur.

“Para México es un motivo de preocupación, por supuesto, de manera permanente, el que haya un flujo tan grande de personas a las que no podemos proteger, porque son anónimas, entonces se ha procedido a aplicar lo que la ley mexicana dispone”.

Con lo anterior, el canciller sostuvo que la alternativa era adoptar el modelo de “tercer país seguro”, diseñado en Estados Unidos, que ya se aplica en Canadá.

Añadió que la reunión con Pompeo se desarrolló en un ambiente cordial.

“Me hizo saber que el gobierno de Estados Unidos respeta esas decisiones (aplicar leyes mexicanas) y los avances que hemos obtenido. Acordamos reunirnos de nueva cuenta para ese y otros temas en Washington, dentro de 45 días”.

El nuevo plazo establecido entre los representantes de las dos naciones, implicaría la revisión de resultados en la reducción de flujos migratorios, así como “preocupaciones mexicanas en varios temas”.

En concreto, Marcelo Ebrard se refirió a cinco puntos: petición de un operativo en Estados Unidos contra el tráfico de armas, en particular, en las ciudades que hacen frontera con las mexicanas Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros. Para esto, representantes de la secretaría de la Defensa Nacional y de la Fiscalía General de a República, se reunirán con autoridades estadunidenses.

Además, la delegación mexicana propuso organizar e integrar un grupo binacional de investigación sobre los activos del Chapo Guzmán, en el que participarían la FGR y la Unidad de Inteligencia Financiera.

Además, se propuso una investigación sobre prácticas de dumping, respecto a al tomate.

La propuesta adicional fue que los repatriados de origen mexicano sean transportados a la Ciudad de México y, aunque no precisó la cantidad, Marcelo Ebrard sostuvo que por tercer año la cantidad de repatriados es menor a la de aquellos que han obtenido visa de trabajo.

Finalmente, Ebrard expuso que insistió a Pompeo en un plan de cooperación para el desarrollo con Centroamérica.

Cuestionado respeto a la operación de la Policía Federal en refugios migratorios en Saltillo y Tijuana, el canciller rechazó que exista instrucción al respecto y se comprometió a revisar cada caso.

Por otra parte, aseguró que la Guardia Nacional desplegada en la frontera sur se mantendrá para el tema migratorio y otras actividades.

“La Guardia Nacional está ahí y es para quedarse”, atajó.

Comentarios

Load More