Redadas de Trump sólo detuvieron a 35 migrantes

Operativo antiinmigrante. Foto: Twitter @ICEgov Operativo antiinmigrante. Foto: Twitter @ICEgov

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Sólo 35 personas fueron detenidas durante las redadas antiinmigrantes llevadas a cabo el pasado fin de semana en Estados Unidos, de acuerdo con las cifras que el gobierno federal le proporcionó al diario The New York Times.

Los indocumentados que eran el blanco de la operación ascendían a 2 mil 105 personas en más de una docena de ciudades, las cuales habían recibido órdenes de deportación definitiva pero no se habían reportado con los agentes de Inmigración y Control de Aduanas.

Según el NYT, es probable que el anuncio público de la operación, muy publicitada por el gobierno de Donald Trump, hiciera que esos migrantes abandonaran temporalmente sus hogares o se mudaran para evitar el arresto.

Asimismo, destaca el rotativo, el aviso anticipado también dio tiempo a los defensores de personas inmigrantes a aconsejar a las familias sobre sus derechos, que incluyen no abrir la puerta o responder preguntas.

En redes sociales, detalla, grupos comunitarios compartieron la información sobre lo que debía responderse a los agentes de migración.

Matthew Albence, director interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (ICE, por sus siglas en inglés), reconoció que el número de detenciones era bajo. Explicó que del total de detenidos, diecisiete eran integrantes de familias que cruzaron la frontera juntos y otras dieciocho fueron detenciones colaterales de personas indocumentadas.

Aun cuando es más publicitada la política antiinmigrante de Trump, el NYT señala que el actual gobierno ha deportado a menos personas, en promedio anual, que el del demócrata Barack Obama.

En 2018, Trump deportó a 256 mil 086 inmigrantes, un incremento del 13 por ciento con respecto al año anterior. En contraste, Obama expulsó a 409 mil 849 personas en 2012, un máximo histórico, y a 235 mil 413 en el año fiscal 2015.

Sin embargo, el diario neoyorquino destaca que Obama se enfocó en la detención y deportación de criminales convictos, migrantes que habían cruzado la frontera recientemente y aquellos que habían ingresado al país de manera ilegal en varias oportunidades. Mientras que Trump ha dicho que cualquier persona que viva sin autorización en Estados Unidos puede ser detenida y deportada por las autoridades.

Comentarios

Load More