AMLO confía en que avión presidencial se venda esta semana; hay seis ofertas, dice

El Boeing Dreamliner fue comprado en 2012 y tuvo un costo de 218.7 millones de dólares más otros 81 millones de dólares por equipamiento Foto: Octavio Gómez El Boeing Dreamliner fue comprado en 2012 y tuvo un costo de 218.7 millones de dólares más otros 81 millones de dólares por equipamiento Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La venta del avión presidencial Boeing 787 Dreamliner, adquirido la pasada administración podría concretarse esta semana, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador, al adelantar que ya se recibieron seis propuestas y un equipo de Naciones Unidas determinará cuál es la mejor.

Aunque aclaró que no puede revelar quiénes son los ofertantes, los montos que ofrecen ni los de avalúo, el mandatario adelantó que la suma de lo que se obtenga será destinada a cubrir la deuda contratada para su adquisición, lo mismo que con otras aeronaves que se compraron el sexenio pasado y hoy están a la venta.

En Palacio Nacional, López Obrador detalló que, además del Boeing, la administración peñanietista adquirió seis jets nuevos, para un total de 73 aeronaves.

“El hecho de no tener que estar pagando esos créditos es un ahorro”, dijo.

Recordó que en el período de transición entre las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto se concretó la negociación. Luego añadió:

“El presidente Peña debió rechazar esa compra y no aceptarla, pero decidió quedarse con el avión. Yo no iba a subirme a un avión así porque no iba a ofender al pueblo de México habiendo tanta pobreza y necesidad, un avión de lujo que no tiene ni Donald Trump”.

Para el mandatario, el ahorro radica en que el gobierno ya no correrá con gastos por aeronaves y se limitarán a los gastos en vuelos comerciales y las gasolinas de “las camionetas y el Jetta”.

El Boeing Dreamliner, que el presidente López Obrador espera se venda esta semana, tuvo un costo de 218.7 millones de dólares más otros 81 millones de dólares por equipamiento. Fue adquirido en noviembre de 2012 y entregado en febrero de 2016. Para su operación se construyó un nuevo hangar presidencial por un monto de mil millones de pesos, que abonaron al escándalo pues fue adjudicado a Juan Armando Hinojosa Cantú, el contratista presidente de Grupo Higa, constructor y financiero de la llamada “casa blanca de Peña Nieto”.

Desde 2016 en sus giras por el país, como presidente de Morena y luego, en 2018 ya como candidato presidencial, López Obrador se comprometió a venderlo y transportarse sólo por vía terrestre o vuelos comerciales.

Comentarios

Load More