Conte confirma nexo de Salvini con un presunto implicado en Rusiagate italiano

Matteo Salvini. Foto: AP / Ronald Zak Matteo Salvini. Foto: AP / Ronald Zak

ROMA (apro).- El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, confirmó este miércoles los vínculos del controvertido ministro del Interior, Matteo Salvini, con uno de los principales investigados por una opaca trama de posibles pagos rusos al partido del político ultraderechista, la Liga.

“El señor (Gianluca) Savoini no ocupa y no ocupó ningún cargo como asesor de este Gobierno”, afirmó Conte, en una intervención ante el Senado italiano, al que acudió para dar informaciones sobre este caso llamado de Rusiagate italiano.

Savoini, dijo el mandatario italiano, fue invitado al Forum ítalo-ruso organizado en ocasión de la visita (del presidente ruso, Vladimir) Putin (a Roma) el pasado 4 de julio, según admitió, al hablar de este personaje que en la actualidad está en el centro de una investigación judicial de la Fiscalía de Milán por la presunta financiación rusa a la Liga.

Anteriormente, Savoini también integró una delegación del ministerio del Interior que estuvo en Moscú el 17 y 18 de octubre de 2018 y fue parte del séquito oficial de Salvini registrado por la embajada italiana en ese país, en ocasión de una estancia del ministro el 15 y 16 de julio de 2018, añadió Conte.

Las declaraciones de Conte han confirmado de esta manera parte de la información proporcionada por la revista L’Espresso, la cual fue la primera que reveló un encuentro que habría tenido lugar el 18 de octubre de 2018 de Savoini con otros dos empresarios italianos y tres hombres cercanos al Kremlin, supuestamente para estudiar un plan para influir en el voto italiano en las pasadas elecciones europeas de mayo.

Posteriormente, a principios este mes, la página estadunidense BuzzFeed publicó un audio de dicha reunión, en donde se escucha a Savoini decir que el objetivo es “cambiar a Europa” y los hombres proponen que el dinero destinado a la Liga transite a través de bancos y empresas vinculadas a ambos Estados, algo que también ha publicado L’Espresso, tras acceder a la documentación.

Después de que se filtrara la información, Salvini primero desmintió conocer a Savoini y luego admitió conocerlo desde hace décadas, aunque siguió menospreciando el caso al calificarlo de “ciencia ficción” e incluso se negó a colaborar con la oficina del primer ministro para esclarecer los hechos, como subrayó Conte.

Sin pruebas suficientes

Aún así, Conte consideró que las pruebas obtenidas por su oficina no son suficientes para provocar una crisis de gobierno y romper el actual ejecutivo.

“Seguramente por ahora no me constan elementos que resquebrajen la confianza que nutro por todos los componentes de gobierno”, afirmó Conte, durante una intervención que también se caracterizó por los fuertes abucheos de la oposición de izquierda y centroizquierda.

Aunque Conte tampoco pudo contar con el apoyo del partido que se ha considerado hasta la fecha como más cercano a él, el populista Movimiento 5 Estrellas (M5S), el otro aliado gubernamental, el cual evitó presentarse en el Parlamento.

Esto último se debió, según una nota del propio M5S, a dicha organización consideró que quien debía acudir a dar explicaciones era el propio Salvini y no Conte, aunque otros especularon que la razón tuvo que ver con la inesperada decisión el martes del primer ministro de apoyar la realización de la línea ferroviaria de alta velocidad para unir Turín y Lyon.

Una iniciativa a la que, hasta la fecha, el M5S se opuso con uñas y dientes, y que ahora podría lograr desbloquear, o terminar por crear una mayor agitación social de los movimientos ciudadanos que se oponen a esta obra.

En este clima, el principal partido de la oposición, el progresista Partido Democrático (PD), adelantó que planea presentar una moción de censura, para pedir la dimisión de Salvini. En la misma línea, el jefe del PD, Nicola Zingaretti, pidió elecciones adelantadas.

“Mientras el primer ministro Conte habla del ‘Rusiagate’, los senadores del M5S que lo apoyan están fuera del pleno. Ya no hay una mayoría de gobierno. Que se acabe esta agonía. Todos a casa, vayamos inmediatamente a elecciones”, comentó el líder centroizquierdista.

El caso también ha disparado en Italia todo tipo de teorías sobre quiénes podrían estar detrás de la filtración a los medios de los vínculos de Salvini, un abierto admirador de Putin que ha heredado un partido fuertemente endeudado. En un texto de opinión, la veterana periodista Lucia Annunziata incluso llegó a sugerir que los servicios secretos de Alemania estarían detrás de la que podría haber sido una trampa para Salvini.

Dicho esto, el caso no ha afectado la popularidad del ministro de Interior, tal y como evidenciaban los últimos sondeos, según el cual en la actualidad Salvini goza de un consenso que abarca el 37% de la población, colocando a su fuerza política como la más popular del país.

Comentarios

Load More