IMEF se suma a ola de recortes de expectativa de crecimiento económico: la baja de 1.2% a 0.9%

Para el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, el gobierno ha tomado decisiones que no están generando confianza para reactivar proyectos de inversión Foto: Especial Para el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, el gobierno ha tomado decisiones que no están generando confianza para reactivar proyectos de inversión Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro). — El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) redujo por tercer mes consecutivo su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana, al ubicarlo en 0.90% desde el 1.20%, previsto en mayo pasado.

De acuerdo con el organismo privado, “ha habido decisiones del nuevo gobierno que no están generando la confianza necesaria para que se reactiven proyectos de inversión, así como decisiones de consumo de mediano y largo plazo”.

En su rueda de prensa el presidente del IMEF, Fernando López Macari, señaló que “la reciente renuncia —y la forma en cómo se dio— del exsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) Carlos Urzúa tampoco abonó a generar confianza, a pesar de que tanto los empresarios como los inversionistas y analistas nacionales y extranjeros, así como en el propio IMEF, vemos con muy buenos ojos al secretario Arturo Herrera”.

El IMEF destacó la cancelación de varios proyectos de infraestructura que han impactado en la economía mexicana.

Tal es el caso de haber cancelado las subastas para las asociaciones estratégicas de Pemex con el sector privado o ‘farmouts’ —a escasas horas de haber firmado un acuerdo de inversión con la cúpula empresarial mexicana—, el arbitraje de los contratos de Comisión Federal de Electricidad (CFE) con varias empresas privadas respecto a varios ductos de gas natural.

Asimismo, mencionó  la suspensión generalizada e indefinida de una gran cantidad de obras de construcción en la Ciudad de México, las diversas iniciativas que varios legisladores presentaron hace algunos meses, en torno a remover las concesiones de la empresas mineras, eliminar las comisiones bancarias, utilizar las reservas internacionales del banco central para financiar infraestructura y cambiar el sistema de administración de fondos para el retiro a una sola afore administrada por el Estado.

Según el análisis del IMEF, la economía mexicana se ha visto afectada por un panorama global complejo, así como diversos choques internos, entre los que destacan la falta de suministro de combustible en varias entidades y por varios días cuando inició el combate al “huachicoleo”, las huelgas en la industria maquiladora en Tamaulipas, el bloqueo de vías férreas en Michoacán y la suspensión indefinida de grandes obras de construcción en la Ciudad de México.

“A esto se ha agregado la falta de generación de confianza para que el sector privado reactive proyectos de inversión que usualmente se posponen en años electorales y que se reanudan a mediados del primer año de sexenio, pero no ha ocurrido hasta el momento”, agregó.

Sobre el nuevo plan de negocios de Pemex, el instituto concluyó que “tanto la calificación crediticia de Pemex como de la deuda soberana están en riesgo si no se logra incrementar la producción al ritmo propuesto y la empresa petrolera continúa requiriendo el apoyo financiero del gobierno federal”.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More