El FNLS condiciona liberación de policías retenidos a cambio de “rehén político”

Javier González Díaz fue detenido el miércoles 17, pero fue presentado al Ministerio Público 24 horas después, visiblemente golpeado. Foto: Especial Javier González Díaz fue detenido el miércoles 17, pero fue presentado al Ministerio Público 24 horas después, visiblemente golpeado. Foto: Especial

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Miembros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) condicionaron la entrega de los cinco policías estatales retenidos, a cambio de la liberación del “rehén político” Javier González Díaz, aprehendido por elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

En un comunicado detalló que, tras ser capturado el pasado miércoles 17, Javier González Díaz –originario de la comunidad 20 de Junio, del municipio Venustiano Carranza– estuvo desaparecido durante 24 horas, tiempo en el que fue sometido a tortura por los agentes policiacos.

En respuesta, los integrantes del Frente iniciaron acciones de bloqueo y protesta en diversos puntos del estado, y los cinco agentes del gobierno chiapaneco “fueron detenidos en un acto de provocación, cuando intentaron accionar sus armas de cargo contra nuestros compañeros durante el volanteo carretero. Ellos están en una de nuestras comunidades”.

Desde la detención de Javier González, añadieron, el gobierno estatal mantiene el asedio en sus comunidades, con la presencia de cientos de elementos policíacos y militares, incluida la Guardia Nacional. “En todos estos días, desde la detención de nuestro compañero, las incursiones militares e intentos de desalojos no cesan”.

Manifestaron que el gobierno estatal nunca reclamó a esos agentes como sus trabajadores o pertenecientes a alguna institución. Y los retenidos nunca quisieron dar su identificación real. “Por tanto, se comprende que estos elementos estaban cumpliendo funciones de otro tipo y no la que insistentemente denuncian en algunos medios de comunicación, como la de ser policías estatales”.

El FNLS recalcó que a los agentes se les sorprendió en flagrancia portando un arma de fuego “con la intención de accionarla contra nuestros compañeros en la comunidad de Río Florido, municipio de Ocosingo, lugar donde realizaban un volanteo carretero por la desaparición forzada de Javier. Uno de los agentes sacó su arma de cargo para accionarla, pero fue impedido por los compañeros”.

Indicó que la detención de su compañero obedeció a que minutos antes un agente, quien se identificó como regidor, había disparado contra uno de los integrantes del FNLS durante el volanteo, a la altura de la carretera Ocosingo-Altamirano, donde dos miembros de la organización resultaron heridos.

“Los agentes (retenidos) se encuentran en una de nuestras comunidades, están bien, sanos y salvos, a la espera de establecer un diálogo respetuoso y sin condicionamientos con el gobierno del estado de Chiapas. Estos elementos policíacos comunican a través de nosotros que sus familiares guarden la calma, que no se preocupen y que no hagan el llamado a la represión o criminalización hacia nuestra organización”, sostuvo.

Y, tras destacar que no son narcotraficantes ni asaltantes, explicó que son una organización popular independiente con principios políticos que datan desde hace décadas.

La preocupación que la familia tiene por sus familiares retenidos, también la tienen ellos, dijo, porque el gobierno “mantiene de rehén político a nuestro compañero Javier González, bajo tortura física y psicológica desde que fue detenido injusta y arbitrariamente”.

Prosiguió: “Lo mantienen sin alimentos, con constantes amenazas de muerte. Desde esta fecha, el Estado intenta ejecutar nuevas detenciones, ejecuciones extrajudiciales y/o desapariciones forzadas, constantes sobrevuelos, persecución y desalojos”.

Finalmente, mencionó que desde el pasado sábado 20 la represión a sus comunidades se intensificó con la presencia de todas las corporaciones policíacas: federal, estatal, municipal, el Ejército y la recién creada Guardia Nacional.

Comentarios

Load More