Justicia española imputa a BBVA por espionaje

La sede de BBVA en Madrid, España. Foto: Twitter @BBVAworld La sede de BBVA en Madrid, España. Foto: Twitter @BBVAworld


MADRID (apro).— Un juez de instrucción de la Audiencia Nacional española imputó este lunes al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) como persona jurídica por los delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y corrupción en los negocios, por los presuntos trabajos de espionaje para los que fue contratada una compañía del polémico expolicía José Manuel Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017.

El juez Manuel García Castellón dictó este día un auto en el marco de la pieza separada 9 de la conocida como Operación Tándem abierta dentro de la investigación al excomisario Villarejo, informaron fuentes jurídicas.

Las investigaciones contra el excomisario de la Policía Nacional, José Manuel Villarejo, han provocado un fuerte cisma en la clase política y empresarial española, porque desde las denominadas “cloacas del poder”, presumiblemente realizaba el trabajo sucio elaborando informes o espiando personajes públicos.

El magistrado que lleva las diversas causas del caso Villarejo también acordó requerir a la institución financiera que designe a la persona que a partir de ahora la representará ante la Audiencia Nacional.

Asimismo, rechazó la petición del BBVA de personarse en la causa Villarejo como perjudicado.

El juez adoptó esta decisión después de estudiar el informe aportado por la Fiscalía Anticorrupción en el que solicita la imputación del banco como persona jurídica.

Tras analizar la documentación que obra en la causa, así como la aportada por la propia entidad bancaria, el Ministerio Público considera que desde el BBVA se produjeron contrataciones y pagos ilícitos a la sociedad mercantil Cenyt, cuyo titular era Villarejo, que afectaron a varias áreas sensibles del banco y a diversos ejecutivos de la entidad, durante un prolongado período temporal.

Aparte de haber sido imputado el BBVA, están imputados otros ocho directivos y exdirectivos del banco, entre ellos quien fuera consejero delegado del banco, Ángel Cano y el exjefe de Seguridad de la entidad, Julio Corrochano, quien coincidió con Villarejo durante sus años de persecución de la banda terrorista ETA, en el País Vasco.

La pieza 9 del caso Villarejo investiga los contratos que durante cerca de 13 años el BBVA, que presidía Francisco González, suscribió con la compañía del comisario jubilado a cambio de una suma que oscila los 10 millones de euros.

Uno de los trabajos que los investigadores atribuyen a Villarejo fue haber espiado y buscar frustrar la OPA hostil que pretendía la constructora Sacyr al banco, un trabajo que buscaba investigar a los promotores de la operación.

Para esta labor, Villarejo habría intervenido más de 15 mil llamadas de miembros del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, empresarios, instituciones y periodistas que cubren la fuente Económica.

Este escándalo obligó a Francisco González a renunciar en marzo como presidente de honor del BBVA.

Solo tres meses antes, fines de diciembre, Francisco González se jubiló de la institución bancaria recibiendo un monto de alrededor de 80 millones de euros.

Del análisis del soporte documental en papel y digital incautado en los registros practicados en el mes de noviembre de 2017 y la documentación que aportó el BBVA se acreditan los pagos presuntamente ilícitos a Cenyt de Villarejo.

Comentarios

Load More