Pelea entre bandas rivales deja 57 muertos en una cárcel de Brasil

Familiares de reos llegaron a la cárcel tras el enfrentamiento. Foto: Wilson Soares / Panamazonica vía AP Familiares de reos llegaron a la cárcel tras el enfrentamiento. Foto: Wilson Soares / Panamazonica vía AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cincuenta y siete reclusos muertos -16 de ellos decapitados- es el saldo hasta el momento de una pelea entre banda rivales acontecida este lunes en una cárcel de Altamira, municipio localizado en el estado de Pará, en Brasil.

En conferencia, Jarbas Vasconcelos, el superintendente del sistema penitenciario en el estado de Pará, detalló que el resto de los reos murió a causa de asfixia.

Según autoridades del estado amazónico de Pará, la rebelión en el centro penitenciario empezó hacia las 7 horas (tiempo local) y concluyó antes del mediodía.

“Fue un enfrentamiento entre bandas rivales. Dos guardias fueron tomados como rehenes, pero ya fueron liberados”, dijo a la agencia France-Presse (AFP) un portavoz de la Superintendencia de Prisiones de ese estado brasileño

El funcionario detalló que los enfrentamientos se iniciaron cuando dos personas detenidas en un ala reservada a los miembros de una de las facciones irrumpieron en la zona del grupo rival y desencadenaron un incendio.

De acuerdo con el despacho informativo de <em>AFP</em>, un video que circula en las redes sociales, reproducido por medios locales, muestra seis cabezas amontonadas junto a un muro de la cárcel de Altamira, a más de 800 kilómetros de Belem, la capital de Pará.

Se observa cuando un prisionero se aproxima y hace rodar con el pie una de las cabezas, como si fuera una pelota de futbol.

Otro vídeo muestra cuerpos calcinados sobre un techo, mientras reclusos armados con machetes recorren el lugar.

Autoridades penitenciarias aseguraron que la cárcel de Altamira tiene una capacidad de acogida de 200 presos, pero albergaba más de 300.

En septiembre pasado, siete internos fueron asesinados en otro motín, atribuido a una tentativa de fuga de ese mismo establecimiento.

Y a fines de mayo, 55 presos perdieron la vida en ajustes de cuentas durante dos días de enfrentamientos en varias cárceles del estado de Amazonas, vecino de Pará.

A inicios de 2017, Brasil se vio sacudido por una ola de motines en prisiones de estados del norte y del nordeste, con más de 100 asesinatos, atribuidos a rivalidades entre bandas por el control de las rutas del tráfico de cocaína procedente de Bolivia, Perú y Colombia, los tres mayores productores de la droga.

Comentarios

Load More