Hallan armas y cartuchos que podrían estar ligados al atentado contra la alcaldesa de Manzanillo

La presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez. Foto: Tomada de Facebook La presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez. Foto: Tomada de Facebook

COLIMA, Col. (apro).- Como resultado del cateo a un inmueble de Manzanillo, la Fiscalía General del Estado localizó cuatro armas de fuego, más de 200 cartuchos de diferentes calibres, rastros de sangre y otras evidencias que podrían estar relacionadas con el atentado sufrido por la presidenta municipal de ese lugar, Griselda Martínez Martínez, el pasado viernes.

Cuatro hombres a bordo de dos motocicletas dispararon la noche del 26 contra el vehículo en el que se trasladaba la funcionaria por una avenida del Barrio IV del Valle de las Garzas, y aunque Griselda Martínez resultó ilesa, uno de sus escoltas y una mujer que viajaba en otro vehículo quedaron lesionados.

A través de un comunicado, la FGE informó que se encuentra tras la pista de quienes dispararon contra la alcaldesa y que después del cateo realiza pruebas balísticas y genéticas a los indicios encontrados

Además de este aseguramiento, señaló la corporación, el Ministerio Público con el auxilio de la Policía Investigadora, la Secretaría de Marina, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y las autoridades de Manzanillo, trabaja en el esclarecimiento de los hechos y la captura de quienes resulten responsables.

La fiscalía manifestó que informará el resultado de estas investigaciones cuando el avance de éstas lo permita, con el fin de garantizar la secrecía que exige la ley para estos casos, y no entorpecer el debido proceso.

Por su parte, Griselda Martínez reveló en rueda de prensa que durante el ataque sufrió un rozón de bala, del que fue atendida en el hospital de la Secretaría de Marina, por lo que consideró que los pistoleros “no estaban jugando, no era una advertencia, querían matarnos”.

La edil, quien la mañana del sábado, doce horas después del atentado, apareció realizando actividades públicas, dijo desconocer el número de impactos de arma de fuego que recibió la camioneta en la que viajaba, pues la Fiscalía se encarga de esa información, pero comentó que ella alcanzó a contabilizar 27.

Estimó que el intento de asesinato es producto del combate a la corrupción que ha implementado en la administración municipal que preside desde el pasado 15 de octubre, pues “buscaban frenar la transformación que iniciamos en Manzanillo”.

Expuso: “El atentado directo del que fui objeto se da en un contexto político que pretendo denunciar hoy, en primer lugar diré que dicho atentado busca quebrantar la voluntad popular del pueblo de Manzanillo y en consecuencia que en realidad se trató de un atentado a la democracia que emergió del proceso pacífico del año pasado”.

Sobre los posibles responsables del ataque, dijo que es un trabajo que debe hacer la Fiscalía, “ellos deben decirnos quiénes fueron, cuáles fueron las razones para hacerlo. Yo espero que hagan su trabajo”.

Sin embargo, advirtió: “Quiero decirles que no nos amedrentan, a las balas de los conservadores y sus aliados responderemos con trabajo, reforzando nuestro compromiso con la gente y a todos los que nos calumnian todos los días, sin otro afán más que contribuir, consciente o inconscientemente, a recrear este ambiente político enrarecido para justificar mi asesinato, les responderemos mediante la transparencia y la honestidad”.

Martínez se quejó de que durante su administración ha habido una campaña de desprestigio de medios de comunicación en su contra.

“Es decepcionante cómo algunos seudomedios, informantes y adversarios políticos modifican la información con el fin de crear un ambiente político enrarecido que promueva el odio y justifique la violencia contra la presidenta”, dijo.

Comentarios

Load More