AMLO llama “conservadora” a la revista Proceso por entrevistar al extitular del Coneval

El presidente dijo durante un acto en Veracruz que todo aquel que no contribuya a la transformación del país es un consevador Foto: YouTube El presidente dijo durante un acto en Veracruz que todo aquel que no contribuya a la transformación del país es un consevador Foto: YouTube

XALAPA, Ver.  (proceso.com.mx).- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador llamó a la revista Proceso una publicación “conservadora”,  por haber entrevistado al extitular del Consejo Nacional de Evaluación Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona.

“Es una revista conservadora, vamos a seguirlo diciendo. Me entero, me dijeron, ya no la leo, se volvió muy conservadora esa revista Proceso, desde que murió su director y hoy viene una entrevista al exdirector del Coneval, imagínense (sic)”.

“En honor a la verdad levanten la mano los que saben que es el Coneval. Ahora, levanten la mano los que no saben qué cosa es”, preguntó.

Una vez que la mayoría manifestó no saber que era el Coneval, López Obrador les informó que es un organismo creado “para simular que atendía la pobreza con oficinas lujosas, rentadas y con funcionarios bien pagados que no conocen ni siquiera las comunidades”.

Y siguió: “Pues hoy viene una entrevista (en Proceso) y dice el que estaba de director, que llevaba 13 años, quería seguir ahí, por cuestiones de honestidad, el debería entender que ya no es la misma política, no somos neoliberales, luchamos en contra de la política neoliberal, porque la consideramos neoporfirista y es una política anti popular, entreguista, claro que caló hondo porque fueron 36 años esa política”.

El presidente detalló que Hernández Licona declara en la entrevista que él abandonó su compromiso de atender a los pobres.

“Claro que no, le puedo demostrar que ahora los pobres están recibiendo más apoyo que nunca en la historia de México, más ayuda, beneficios, se lo puedo probar, pero no solo eso, saben porque es la molestia, yo llegué a la presidencia y me bajé el sueldo para ser consecuente, porque todo el dinero del presupuesto se quedaba arriba, en el mismo gobierno, estaba ensimismado, gobierno mantenido y bueno para nada, y era lo que había, y no le llegaba dinero a la gente, no llegaba apoyo a la gente, todo se quedaba en sueldos onerosos, eso se terminó, me bajé el sueldo a menos de la mitad de lo que ganaba Peña Nieto.

“¿Saben por qué es la molestia? Porque yo llegué y me bajé el sueldo. […] Yo estoy ganando 108 mil pesos mensuales y de ahí para abajo, ¿cuánto ganaba el que estaba de director del Coneval? ¡220 mil pesos!. […] Por eso están molestos, pero ni un paso atrás”, dijo el morenista durante un acto en el Hospital Rural Zongolica, en Veracruz.

López Obrador dijo que Hernández Licona “debería entender” que su gobierno no aplica la misma política que sus antecesores, pues no son “neoliberales, luchamos contra la política neoliberal porque la consideramos neoporfirista, antipopular, entreguista”.

“Pensaron que iba a ser simulación. No es cambio de gobierno, es cambio de régimen”, sentenció el mandatario.

Sobre el Coneval, el tabasqueño dijo que este organismo, junto con otros más, fue creado para simular que se atendía la pobreza en el país.

“Organismos para la transparencia, organismos anticorrupción, todos los organismos con oficinas, con funcionarios bien pagados, oficinas lujosas, rentadas.

“El Coneval tiene un edificio moderno, no conocen ni siquiera las comunidades, tan es así que las comunidades no los conocen a ellos”.

Tras esto, el presidente finalmente señaló que todo aquel “que no contribuya a la transformación de México, el que esté a favor del inmovilismo, de mantener el statu quo, es un conservador. Se dedique a la política o se dedique al periodismo”.

Este domingo, la revista Proceso publicó una entrevista con Gonzalo Hernández Licona en donde, entre otras cosas, advierte que si bien el gobierno federal no ha atentado contra la integridad del Coneval, el jefe del Ejecutivo ha insinuado que podría hacerlo y pasar sus funciones al INEGI, lo que, advierte, “sería un error muy grave”.

Load More